Avenida Ospicio Baquero Herrera

A través del acuerdo 009 de Honorable Concejo de Villanueva, se le rinde homenaje al patriarca liberal villanuevero Ospicio Guillermo Baquero Herrera, por medio del cual la calle principal que en un tiempo fue Calle Real, cambiaría su nombre por avenida Ospicio Baquero Herrera.

De esta manera, Ospicio Baquero Herrera, personaje epónimo y de grata recordación para presentes y futuras generaciones, quedará permanentemente en el recuerdo de los villanueveros.

Como primogénito de sus hijos, les damos las gracias a los señores concejales, en especial al autor de este proyecto que se convirtió en acuerdo municipal, Randy Baquero Pérez; al ponente del proyecto, Alexander Sánchez Cardona, quien lo sustentó de manera clara, precisa y objetiva para sus compañeros. Gracias honorables concejales por esa dignidad con nuestro padre. Dios derrame miles de bendiciones a todos ustedes y sus familias.

Ospicio Guillermo Baquero Herrera fue un hombre que le sirvió a Villanueva en todos los ámbitos de su vida pública y privada. Fue un hombre de carácter, con personalidad definida, honesto en todos sus procederes. Buen esposo, padre ejemplar, amigo singular y directo cuando se expresaba de temas personales o públicos en todos sus haberes. Su honestidad y sinceridad siempre las puso a prueba, saliendo airoso siempre. Villanueva siempre llevará en su memoria al inolvidable dirigente liberal y gremial y exalcalde de Villanueva, ganadero Ospicio Guillermo Baquero Herrera. Al momento de su partida de este mundo terrenal contaba con 93 años en plena lucidez mental con una memoria pasmosa que asombraba, con el mismo carácter y la misma recia personalidad que lo identificó toda una vida, llena de logros y también de frustraciones, pero que supo entrelazar para dejar una estela de moralidad y rectitud en todos sus procederes y la vida lo premió al haber procreado una numerosa familia que en la mayoría de los casos le han dado satisfacciones de lo mejor que él supo cosechar en sus hijos: buenos procederes y ejemplo de buenos ciudadanos.

Ospicio Baquero Herrera estudiando en Bogotá en su juventud, se convirtió en unos de los hombres de confianza del inmolado líder liberal Jorge Eliécer Gaitán y en esa confianza fue haberlo enviado a Ciénaga, Magdalena, en la época a cumplir importantes funciones como eje fundamental de ese gran dirigente que tuvo Colombia. Se desempeñó también como registrador municipal en San Juan del Cesar.

En el año de 1953 inicia la siembra del algodón en esta área, hizo una gran amistad con otro villanuevero visionario, como la fue Juan Manuel Dangond Lacouture o ‘Juancho’ Dangond y junto con Tomás Gregorio Orozco y Alvarito Orozco Martínez, hicieron parte de la junta directiva de ‘Coral, La Corporación Algodonera del Litoral’, corporación que tantos beneficios trajo al gremio algodonero. Allí dejaron su huella indeleble en bien de los algodoneros de la época y renunciaron por haber detectado casos de corrupción, con la importación de vehículos que se les entregaba a los algodoneros, siendo su gerente general de entonces René Puche Navarro.

En el año de 1969 fue nombrado alcalde de Villanueva por más de un año y allí también dejó huellas de su moralidad y rectitud, dirigiendo los destinos de su pueblo con sindéresis, autoridad y ecuanimidad y ante todo con total transparencia; siempre pensando y obrando en beneficio del municipio y no en beneficio personal.

Para Villanueva es un orgullo haber contado con el talante y el ideario liberal de un dirigente político y gremial como lo fue Ospicio Guillermo Baquero Herrera. De nuevo gracias mis honorables concejales por este acuerdo municipal que enaltece su memoria por el legado que le dejó a Villanueva.