Barrancas y sus reinas

Por Hernán Baquero Bracho

Cada vez que pienso en Barrancas, viene a mi mente el recuerdo de ese gran hombre que le dio brillo a su tierra, con sus poemas y sus libros y es cuando una lágrima corre por mis mejillas al evocar el nombre de mi padre putativo, Guillermo Solano Figueroa, ‘El poeta de Barrancas’. Con él aprendí tanto, destacándose su amor por La Guajira, de sus consejos, de sus poesías costumbristas, de su amistad, quien fuera mi primer maestro en las letras, al igual que Germán Vargas Cantillo, el de ‘La cueva’, de García Márquez, de Cepeda, de Fuenmayor. Cuantos recuerdos llegan a mi mente de mis andanzas con Guillermo Solano Figueroa, periplo que se inició cuando fundamos la Corporación de Amigos de La Guajira, un 11 de mayo de 1982 en la ciudad de Barranquilla.
Así en sus tertulias, aprendí a querer a Barrancas, que la llevo siempre adherida en mi corazón. La Barrancas de Simeón Soto, donde ‘Guille’ aprendió sus primeras letras en el año de 1936. La tierra de la ‘Policarpa’ de mi Guajira, Remedios Solano. La tierra que vio nacer a tantas glorias barranqueras como los hermanos Herminio y ‘Chente’ Berardinelli. La tierra del escritor y compositor José Soto Berardinelli y de Miller Soto Solano, otro gran escritor que visiona siempre un mejor futuro para nuestra tierra. La tierra de los hermanos Alfonso, Fernando, Gonzalo y Mario Gómez, gente que fue de empuje y de progreso. Esta tierra que vio nacer al general Fernando Gómez Barros. La tierra de ‘Lucho’ Carrillo Berardinelli, Arcesio Romero Pinto. La tierra que enloqueció a ‘Nando’ Marín y al maestro ‘Gabe’ Solano.
Pero Barrancas se ha distinguido siempre por sus mujeres. Mujeres que han sido reinas en todo su esplendor no solo en la belleza física, sino en lo espiritual. Quien no recuerda a una de sus reinas, como lo fue Malka Irina León Carrillo, quien representó con decoro y exótica belleza a La Guajira en el Reinado Nacional que se realiza en Cartagena. Mujeres bellas como María Auxiliadora Solano Carrillo, Serafina Berardinelli, Luz Angélica ‘La Nena’ Rois, entre otras, quienes fueron reinas del Festival Nacional del Carbón y que el pueblo barranquero siempre las recuerda con cariño.
La mujer barranquera es de una belleza que impacta y enamora a cualquier mortal. Una de estas reinas que encanta por su belleza es la columnista del Diario del Norte y hermana del actual alcalde de Barrancas, Jorge Cerchiaro Figueroa, Ethel Carolina, quien además de su exótica hermosura, es una gran intelectual que con sus columnas pone a pensar a sus lectores. Ethel es de una belleza encantadora, que como un imán irradia simpatía y un carisma sin igual, que la hacen tan singular en la Barrancas que han inspirado a tantos poetas y a tantos enamorados.
Barrancas la tierra de una mujer emprendedora, empresaria y sin tacha en su devenir histórico, como lo es María Cristina ‘Tina’ Soto, quien hoy es una carta muy fuerte por el Partido Conservador para que una mujer después de tantas décadas pueda representar a La Guajira en la Cámara de Representantes. La tierra de Loreto Gómez, de Juan Carlos Soto y ‘Pinchi’ Solano. La tierra de mi compadre Ever Isaac Solano y del recuerdo de Cervando Solano. La tierra de los empresarios Olmes y Decar Solano. La tierra de los primeros alcaldes José Vicente Berandinelli y José Soto Berardinelli, quienes visionaron una Barrancas pujante innovadora. Esa Barrancas que se cruza en mis sentimientos con Juan Francisco Gómez, Salustio Solano, Luis Rafael Gómez y ‘Cao’ García, mis amigos, a quienes les tengo gran afecto. La tierra también de mis amigos Álvaro López Peralta, Juan Loreto y Diego Gómez Soto, que por sus capacidades profesionales e intelectuales piden pista a nivel nacional.
Hoy Barrancas ha pasado del ‘boom’ de las expectativas mineras a la realidad. Tuvo momentos de gloria por las inmensas regalías que recibía del Cerrejón, pero con el zarpazo del Gobierno nacional se desvanecieron tantos sueños, que el alcalde actual Jorge Cerchiaro Figueroa –el hijo del primo Jairo Cerchiaro– le está tocando bailar con la más fea. De esa Barrancas de antaño, de transición y de actualidad, la mujer ha jugado un papel preponderante en su desarrollo.