Bolivia revuelta sin gobierno

Bolivia fue asaltada, destronando al presidente Evo Morales con intimidaciones y amenazas personal y familiar, que se extendieron a ministros y directivos del Congreso, quienes temerosos de que los asesinaran o encarcelaran para enjuiciarlo con falsas motivaciones atribuidas de mala fe o de manera caprichosa, perdiendo las facultades con los cuerpos armados, policía y el ejército, quienes presionaban al presidente hasta lograr con hostigamiento coacciones armadas y amedrentamiento, las renuncias forzadas para luego justificar un fraude inexistente maniobrado por la OEA.

Evo Morales Ayma ha sido único presidente indígena, en una nación totalmente indígena, gobernadas durante muchos años por oligarquía de raza blanca de Bolivia, con los militares que nuevamente materializan “Golpe de Estado”, aparentemente calmado, pero como los huracanes, en curso de tránsito, se van tornando violentos en transcurso de los días hasta desvanecerse.

Bolivia está sin gobierno y autoproclamaron presidente interina a la segunda vicepresidenta de la Cámara de diputados, Jeanine Añez, quien manifestó que acepta el cargo para convocar a nuevas elecciones. Es necesario que la democracia sea de participación popular, antes que se privatice como predios en poder exclusivo de familias y personas dominantes. Ni permitir que utilicen a las personas como serviles y escudo protector en operaciones ilícitas de corrupción.

Evo Morales quien ejerció y transformó a Bolivia durante 13 años de gobierno, calificada como la nación que transformó la pobreza extrema y el abandono en progresos y desarrollos, demostrada como la nación de mayor ascenso en las economías de las naciones suramericanas.

Además, con el más bajo índice de homicidios, hurto y otros delitos. Gozando de paz y seguridad, reduciéndose el desempleo y aperturando fuentes de trabajo. Es aplaudible el reconocimiento que a todas luces se pueden probar. La democracia debe ser dinámica, sujetada a períodos de duración, que no deban superar o prorrogarse por más de una vez, así haya hecho lo mejor durante el termino de gobierno. Evo Morales antes de llegar a una crisis como la que están padeciendo, debía haberse hecho a un lado, apoyando otro candidato de confianza que siguiera los proyectos y programas iniciados por el gobierno. Lo que no estuvo bien, han sido los desinformes de la OEA y la participación intervencionista de los EE.UU. para manejar a Bolivia a su antojo y volverla igual que a Colombia.

Tampoco es aceptable que desacrediten las obras del expresidente Morales para desprestigiarlo y justificar perversamente el “Golpe de Estado”. Menos mal las redes sociales están al servicio del pueblo, en forma gratuita para opinar de manera aclarar y defender derechos e intereses comunes y populares, libre de los dominios de oligarcas, ni limitaciones de los medios de comunicaciones al servicio y favor de los mandatarios de turno, que los contratan para desinformar y encubrir filtros.

En Colombia los militantes del Centro Democrático, aplauden el Golpe de Estado, porque el presidente de Bolivia había demorado demasiado tiempo en el mandato, olvidándose que el director de ese partido, Álvaro Uribe, también pretendió seguir esa misma carrera antidemocrática, cuando buscó la aprobación en referendo para reelegirlo indefinidamente presidente, en igual forma, que otros gobernantes de izquierda. Las reelecciones no pueden apoyarse de acuerdo a los intereses y conveniencias de políticos dominantes, en ocasiones oportuna, sino que deben deshacerse. Todos podemos gobernar sin beneficio y favorabilidad exclusiva en democracia participativa.

Si convocan a elecciones en Bolivia, que van a decretar para celebrar en un término de tres meses, contado a partir de la convocatoria. Si no se modifica la ley electoral vigente, el expresidente Evo Morales puede postularse nuevamente por no tener impedimento. Quien modifica la ley es el Congreso, conformado por el Senado y la Cámara, cuyas mayorías de los miembros apoyan al expresidente Morales y están firme a resistir y no doblegarse al “Golpe de Estado” financiado por los americanos.

¿Qué sucede si Evo Morales participa y resulta nuevamente reelegido presidente de Bolivia?, ¿Utilizarán decreto dictatorial que sustituyan la ley electoral para cerrar la participación del expresidente? Que enredo tan jodido para apropiarse del gobierno de Bolivia que está a la expectativa del mando y las reacciones masivas que expresan y manifiestan en las redes sociales. El pueblo inconforme y rebelde se ha levantado a protestar, pero ha sido víctima de represiones, atropellos, detenciones y asesinatos, dejando muchos muertos y heridos por la derecha que golpea para someterlo y usurpar abusimente el poder de gobierno

Sur América es una nave que se bandea de izquierda a derecha en una democracia a la deriva manipuladas y dominadas por corruptos que utilizan la fuerza de armas, intimidando con terror, secuestrando la democracia.