Cannabis

Son muchas cosas las que se le pasan a uno por la cabeza frente a una suspensión del gobernador como la que acaba de suceder esta semana.

Es muy triste que La Guajira no sea capaz de encontrar una visión más grande, la cual le permita encontrar un gobierno de proyección, siendo así la política más elemental y básica quién prospere. La pobreza y el atraso de nuestro pueblo es un reflejo de la falta que nos hace un buen gobierno, que propicie la generación de riqueza y cuide de la inversión pública.

No puedo quedarme callado observando este último acontecimiento, porque sinceramente: No entiendo porqué no hay obras que nos impulsen al desarrollo y a la expansión, no existen proyectos en los Ocad que transformen nuestra vida, es que no me explico ¿dónde está puesta la visión? para dónde creen que están llevando al Departamento.

La Guajira lleva 11 gobernadores en 8 años, ¡por Dios! No hay un departamento que salga adelante así, nosotros necesitamos un gobernador, un líder que sea capaz de presentar proyectos, discutirlos y debatirlos, dichos proyectos deben ser los instrumentos para transformar la realidad social y económica de nuestros municipios.

El primero de esos proyectos debe ser la Empresa de Energías de La Guajira: una sociedad de economía mixta donde el Departamento sea el mayor accionista y dueño de los proyectos energéticos que el país quiere ubicar en La Guajira, pero no la migaja de un impuesto o algunos empleos, lo que necesitamos es ser los dueños de estas energías alternativas para que se generen ingresos directos, los cuales posteriormente serán invertidos en nuestras necesidades más angustiosas.

Fíjense ustedes que hace unos años, en los años 80’s, nuestro territorio fue líder y gestor de un gran negocio ilícito, que le dio riqueza a mucha gente, la marihuana. Hoy en Colombia, como en muchos países del mundo, la marihuana está legalizada y hay departamentos como el caso de Antioquia, que tomaron la decisión de crear una sociedad constituida por la Universidad de Antioquia, el Instituto para el Desarrollo de Antioquia –Idea– y la Fundación Universidad de Antioquia, con una inversión inicial de $440.000 millones, la empresa se llama Cannabis Salud S.A.S. y la idea va más allá de producir y comercializar medicamentos en salud, sino que producirá cannabis in vitro para que sea un mejoramiento genético mayor y se produzca más rápido.

El departamento de La Guajira, en asocio de la Universidad de La Guajira, debe constituir su propia compañía pública para la producción agrícola del cannabis, medicamentos y otros derivados de esta planta, la investigación de semillas con mejoramientos genéticos. Negocios todos lícitos que le apuestan a un mercado mundial que hoy mueve 120.000 millones de dólares, en el cual Colombia ya cuenta con cerca de 400 compañías apostando por ese mercado, donde las expectativas son tan buenas que la Organización Mundial de la Salud le otorgó a Colombia, un cupo del 44% de la producción mundial del cannabis para uso medicinal.

Ahí están también nuestras costas, nuestro departamento tiene una gran salida al mar pero no contamos con un desarrollo portuario importante, nos hace tanta falta que ya Barranquilla se quedó como la ciudad del Offshore, una industria que se desarrollará aquí al frente, en nuestro territorio.