Casos inéditos

Esto lo encontré en primera plana en una de las revistas más famosas en Colombia, relacionado con un caso donde una Corporación pública saca del cargo a un alto funcionario de la administración. En efecto, ocurrió en la Asamblea del Meta que, en una votación histórica (9 -1), cesó las funciones del secretario de Prensa de la Gobernación, Wiston González, luego de un fuerte debate de control político al que se citó al funcionario del gobernador, Juan Guillermo Zuluaga, en medio de las diferencias que hay entre la Corporación y el mandatario.

Como se recordará, este mecanismo de control previsto en la Constitución Política de 1991, ha fracasado tanto a nivel nacional, departamental, distrital y municipal, inclusive.

Es relevante manifestar que, la Moción de Censura es un mecanismo de control político, mediante el cual se puede solicitar al Ejecutivo nacional y territorial la separación del cargo a un alto funcionario de la administración y tal decisión es de obligatorio cumplimiento. Es importante aclarar que, esta figura solo aplica a los altos funcionarios del gobierno, o sea de la Rama Ejecutiva del poder público. También es inédito, lo ocurrido en el municipio de Tasco (Boyacá), donde mediante la Revocatoria de Mandato el pueblo “sacó” a sombrerazo limpio su alcalde.

Es importante precisar, que, dentro de los mecanismos de participación ciudadana prevista en la Constitución de 1991, se encuentra la Revocatoria del Mandato. Este es un derecho político, por medio del cual los ciudadanos dan por terminado el mandato que le han conferido a un gobernador o a un alcalde. No aplica para Presidente de la República.

En Colombia desde que entró en vigencia la Constitución de 1991, se habían intentado múltiples Moción de Censura y Revocatoria del Mandato, sin ningún éxito, debido que difícilmente un gobernante que generalmente mantiene las mayorías en la Corporación, se deja tumbar a un alto funcionario de la administración; y eso mismo ocurre con la Revocatoria del Mandato.

De todas maneras, dentro de la democracia colombiana con sus problemas está dando señal que en la toma de decisiones nada es imposible y que tanto el pueblo a través del voto directo o indirecto, si es posible la Moción de Censura y Revocatoria de Mandato.