¡Cayó el telón!

Al fin, después de una larga espera, nombres van, nombres vienen, la selección de fútbol de mayores de Colombia, tiene entrenador. Se trata del portugués Carlos Queiroz, cuya presentación como el nuevo estratega, por los próximos 4 años, fue el jueves 7 de febrero del presente año. Con el reto inmediato de afrontar la Copa América de Brasil y la eliminatoria al Mundial de Qatar 2022, que empieza el próximo año.

A diferencia de Pékerman que, jugaba como volante de contención, quien jugó como profesional en Argentinos Juniors e Independiente Medellín. Queiroz no fue futbolista, pero desde siempre fue un amante del fútbol y por eso, cuando terminó el colegio y se graduó en educación física con especialidad en el fútbol. O sea que podemos aseverar sin lugar a equivoco que, Queiroz es un académico del fútbol con una larga trayectoria en dirección técnica de clubes, incluido el Real Madrid y selecciones nacionales, esta última con Irán, donde dejó huellas imborrables con la participación a las dos últimas Copas del Mundo. Clasificó a cuatro mundiales con tres selecciones diferentes. ¿Mejor carta de presentación para qué?

Ahora bien, nos gustaría conocer cómo juega el nuevo estratega. Pues bien, su esquema es similar al que utilizó Colombia en buena parte de la era Pékerman, con cuatro zagueros, dos volantes de recuperación, tres de salida y un delantero. Pero eso puede variar, si tenemos en cuenta la excelente y experimentada nómina que tiene la cafetera, en particular delanteros que me atrevo asegurar están dentro del top 10 de los goleadores del mundo (Falcao, Zapata, Bacca, Muriel, Borré, entre otros).

La tarea no será fácil para él, si tenemos en cuenta que seguramente para recordarlo tendrá que igualar o superar en resultados lo alcanzado por ‘Don José’, como cariñosamente se le llamaba al profesor Pékerman. En efecto, el argentino, quien nos dio las más grandes satisfacciones, alcanzó después de 16 años a Brasil 2014, logrando una destacada campaña en las eliminatorias sudamericanas. Los cuartos de final, una fase jamás pensada. Con un James inspirado de nunca olvidar y luego consiguió el mismo objetivo y metió al equipo ‘cafetero’ en Rusia 2018, siendo la primera vez que el país iba a un Mundial teniendo a Brasil como rival en las clasificatorias.

Lo de ‘Don José’ es histórico, como también lo alcanzado por ‘Pacho’ Maturana (Italia 1990 y Estados Unidos 1994.). Los sinsabores que recuerdo de José fueron su persistencia en mantener un esquema defensivo (recuerden que él como futbolista fue sagüero central) y donde se hablaba de una llamada ‘rosca paisa’).

Queiroz también juega a la defensiva (cuatro zagueros, dos volantes de recuperación, tres de salida y un delantero). Podría variar teniendo en cuenta la categoría de delantero con los cuales contará durante los 4 años que dura su contrato. Pronto los veremos en la Copa América en Brasil, primera prueba de fuego oficial, porque amistoso viene con la Selección de Japón.

¿A qué aspiramos en la Copa América? Algunos especialistas en el tema consideran que con pasar a las semifinales, es más que suficiente. Particularmente pienso que puede dar más, depende como juegue y los jugadores que utilice.

Ojalá lo dejen trabajar sin presiones ni “recomendaciones”. Que se respete la autonomía e independencia del técnico en la escogencia de los mejores para cada partido y creo que así será. El portugués para mi tiene conocimiento, experiencia, criterio y personalidad como para decirle a quien pretenda imponer nombres, “aquí mando yo”, como solía hacer en su época el médico, Gabriel Ochoa Uribe.

Adenda única: con los jugadores que tenemos y dejando al técnico obrar conforme su leal saber y entender, vamos a dar de qué hablar en la Copa América y el Mundial Qatar 2022.