Cobertura y calidad en la educación, otro reto de La Guajira

Con relación a los resultados de las pruebas internacionales Pisa, donde Colombia nuevamente quedó rezagada en los últimos puestos, es válido preguntarse, ¿la calidad de la formación es más importante que la cobertura? La solución de esta pregunta siempre ha causado acaloradas discusiones por parte de los ordenadores del gasto y planeadores de políticas públicas, similares a si fue primero el huevo o la gallina. En Colombia, ha sido más importante tener los salones llenos que garantizar calidad de la educación.

Para hacer un correcto análisis de los resultados de las pruebas Pisa sería bueno analizar qué hay en lo local, ya que si en Bogotá la situación es preocupante, en las entidades territoriales pobres, la situación es peor.

En el departamento de La Guajira, la cobertura neta en educación es 77% inferior en 7% al promedio nacional. Si se mira esta situación por municipio, Fonseca tiene la mayor cobertura del Departamento con el 120%, seguido por San Juan, Albania y Maicao. El municipio con menor cobertura educativa es Urumita (40%), seguido por Distracción (55,62%), Hatonuevo (59,55%) y Riohacha (66,4%). Uribia es el municipio más grande, tiene una cobertura total del 69,5%. De los 15 municipios, 9 están por debajo de la media nacional, de estos, 8 están por debajo de la media departamental. En materia de cobertura, la tarea se perdió.

Si se mira la calidad educativa, para la prueba Pisa saber leer y realizar cálculos matemáticos es lo importante. En la nación, los resultados de las pruebas saber 11 indican cómo van las cosas en materia educativa. En Matemáticas el máximo son 100 puntos, el promedio nacional está 50,42; en La Guajira, el promedio está en 44,45 puntos. Uribia y Manaure se llevan los deshonrosos últimos puestos, con puntajes inferiores a 40, pero no está muy lejos Distracción (40,84), La Jagua del Pilar (41,78) y Hatonuevo (41,79).

El único municipio que sobrepasa la media nacional es Villanueva (50,93), seguido por Urumita (50,35). Fonseca el municipio con mayor cobertura, supera por muy poco la media departamental, con 45,66, en medio de la capital Riohacha (45,75) y Maicao (47,77). La lectura crítica es el otro indicador, nuevamente el puntaje máximo es 100. El Departamento repite por debajo de la media nacional (52,79). Ningún municipio lo supera, los más cercanos Villanueva (51,43) y Urumita (51,35). Al final de la cola aparecen Uribia (41,36), Manaure (42,74), Distracción (45,15) y Hatonuevo (45,42), aún por debajo de la media del Departamento (47,32). Fonseca, Riohacha y Albania aparecen en la mitad de la tabla. Este último superando por poco a Maicao, sobrepasan la media departamental. Según estos resultados, La Guajira no cuenta ni con calidad ni cobertura educativa. Llama poderosamente la atención que, Urumita, el municipio con menor cobertura en el Departamento, es el segundo en resultados. No hay cobertura, pero existe calidad en la formación que se imparte.

El alto índice de repetición de año escolar es otro problema. Mientras que en la nación el promedio es del 1.97%, en La Guajira la media es del 4,75%. El caso de Uribia es el más preocupante, casi el 10% de la población escolar del municipio repite el año, seguido por El Molino (7%) y Fonseca (6%).Se debe hacer una acotación este caso particular, donde se ve claramente que Uribia, uno de los municipios con menor cobertura educativa neta, tiene los más altos índices de repetición, y Fonseca, el municipio con mayor cobertura es el tercero con mayor índice de repetición, claramente la cobertura no garantiza calidad en la educación.