Comunicaciones: El presente, la quinta generación 5G

A finales del mes de enero del presente año expuse mis notas sobre la llegada de la “quinta generación” de los sistemas de comunicación en el mundo y que se denomina 5G, un nuevo sistema que no es una innovación, constituye toda una revolución en el mundo de las comunicaciones. En cuanto a su tecnología es una herramienta verdaderamente irrelevante, la velocidad de transmisión es unas 100 veces más rápida que la conocida 4G actualmente en uso en muchos países incluido Colombia, esta permitirá bajar un filme de dos horas de duración en 10 segundos, la misma tarea que 4G realiza en 7 minutos. 5G es el último avance de la tecnología celular, desde el punto de vista ingenieril aumenta enormemente la velocidad de la transmisión y de respuesta en las redes inalámbricas de conexión, y también aumentará la capacidad de datos transmitidos por los sistemas inalámbricos debido a que tendrá una mayor disponibilidad de ancho de banda y una avanzada tecnología en sus antenas.

Cuando hablamos de evolución en las redes inalámbricas la expresión que llega a nuestras mentes comienza con “G” y esta es la actualidad al día, ¡Generación! Este término de red telefónica se empezó a conocer en los años 40 y desde ese momento comenzó la gran preocupación en el mundo por estar conectados. Esta fue la fase del despegue vertiginoso de la tecnología de las comunicaciones, la cual se consolidó al llegar a los años 80’s en donde apareció la 1G con la aparición de los primeros teléfonos inalámbricos constituyéndose así la gran fase del desarrollo exponencial de esta telefonía inalámbrica y que se llamó telefonía celular.

Diez años más tarde, es decir, en los 90’s, cuando apareció la Internet cabalgando junto a ella emergió la 2G, pero esta asociación no duraría mucho ya que en la siguiente década el desarrollo de la tecnología de las comunicaciones se aceleró debido a que el costo del ancho de banda empezó a descender y salió al mercado 3G.

Este fue el comienzo de la fase de los Smartphones o teléfonos inteligentes, las transacciones bancarias en línea y el comercio electrónico se dieron gracias a la aparición de 4G en el año 2010. Pero para el año 2019 estaba pronosticado el lanzamiento de la 5G, la revolución de las comunicaciones, y ¿cuán rápida sería esta nueva tecnología? Según se asevera sería tan rápida que el tiempo para bajar una película de dos horas de duración se tardaría menos que el tiempo que nos tardaríamos en leer esta última frase.

Si en enero me refería al futuro de las comunicaciones, hoy puedo decir que este futuro llegó y está presente con 5G. El transporte en vehículos sin conductor es un hecho y varias firmas constructoras de estos vehículos se disputan ya ese mercado, entre ellas Nissan y Tesla. No solamente este sector industrial está en desarrollo y disputa. Las competencias por el desarrollo de redes inalámbricas mucho más rápidas y extensas constituye otra carrera, compañías como Verizon espera invertir US$ 18 billones este año y AT&T con US$ 700 millones en su ciudad modelo. Louisville y Kentucky se disputan el primer lugar con grandes aportes financieros. Pero lo más importante, no lo olvidemos, es ese mercado tan importante que constituye el desarrollo de los aparatos móviles de comunicación, los teléfonos celulares, pues he aquí la gran disputa en un mercado de grandes proporciones. 

Ese gran mercado se lo disputan tres grandes compañías Apple, Samsung y Huawei. El desarrollo de equipos móviles que tengan la capacidad de ver una película en ultra-alta-definición, sin demoras ni atrasos, como expone Jeff Brown de Silicon Valley, el hombre de la vara mágica en los negocios: “5G no es evolución, es revolución, lo nunca visto. 5G permitirá el rodamiento de vehículos sin conductor; las autopistas, los hogares y computadores con sus monitores conectados a la red inalámbrica facilitarán el manejo de la salud. Las señales normales y continuas en los celulares permitirán a un especialista cerebral realizar operaciones a pacientes separados a una gran distancia sin interrupción alguna.
Escúchelo