¿Cuál embargo o cuál bloqueo a Cuba?

Cuando una persona dice que la han embargado, se le pregunta: ¿qué le embargaron? Y puede ser una casa, una finca, una oficina, el sueldo, una cuenta bancaria, etc., por esa razón causa extrañeza que la camarilla comunista cubana durante 28 años, tenga un sesión en la ONU para que los países voten en contra del “embargo” de EE.UU a isla, sin entrar en detalles sobre las propiedades de Cuba que USA le tiene confiscadas; pero peor aun cuando la mamertería internacional se desgañita mencionando el termino bloqueo, por lo que hay que preguntar: ¿cuál bloqueo?

Porque en el mundo existen cerca de 200 países con los que Cuba puede tener perfectamente relaciones comerciales, empezando por los 187 que votaron el pasado 7 de noviembre a favor de levantarle el “embargo” (primero hay que saber la definición que tiene la ONU sobre ese término) que en el fondo es el de no tener relaciones comerciales con otro país, lo cual es perfectamente lógico dentro de la autonomía de las naciones, y también se encuentra inmerso en la autodeterminación de los pueblos.

Así como EE.UU no tiene relaciones comerciales con Cuba, en el mundo hay cantidad de países que no manejan ningún intercambio con otros, lo que llevaría a que en la ONU existieran innumerables sesiones en donde con el nombre de “embargo” muchas naciones le exigieran no solo a EE.UU, sino a diferentes países tener vínculos comerciales, por lo que habría que aumentar los días del año para votar las reclamaciones de las diferentes partes de la tierra y, se entraría prácticamente en un mundo de desquiciamiento.

Definitivamente la camarilla comunista cubana es una privilegiada, porque hacerle perder tiempo a la organización más importante del planeta, por una reclamación que en sana lógica no existe, lo que se constituye en una ofensa al sentido común, pero que desafortunadamente es permitida por naciones serias. Entonces cualquier gobierno especialmente las dictaduras deben tomar atenta nota, porque el privilegio cubano en la ONU, puede ser copiado por otros regímenes y llevar sus reclamaciones a New York por no tener relaciones económicas satisfactorias con cualquier otro miembro de la ONU, claro que Cuba dirigida por el comunismo tiene otro problema, pues lo único que produce es miseria y esa si la quiere exporta a todos los países de la región con el foro de Sao Pablo.

El tal embargo a Cuba, está convertido en un ritual que se realiza cada año en la ONU, para que los mamertos latinoamericanos metan alaridos en contra del “imperio”, pero que no tiene ningún poder vinculante ni incidencia económica para nadie, aunque le sirve al régimen marxista para justificar la miseria de la población, por lo que la sesión de la ONU para ese menester, queda convertido en un show mediático internacional de la banda cubana para mostrarse como víctima, cuando las desgracias y sufrimientos de esa nación son responsabilidad única y exclusiva del partido comunista.

Al régimen de la isla le debería dar vergüenza mencionar las palabras embargo o bloqueo, porque si ha existido una nación parásita en el mundo es Cuba, ya que recibió más de 300 mil millones de dólares regalados, primero de URSS y luego de Venezuela, pero el gobierno de los castros con su títere sin ningún empacho “proclaman” soberanía y dignidad.

Y como dato curioso, la principal fuente de ingresos de Cuba son las remesas que mandan de EE.UU a la isla, lo que demuestra que el odiado imperio mantiene a la camarilla que gobierna a Cuba, evidenciándose que los cubanos deberían estar enormemente agradecidos con los gringos y no morder la mano de quien reciben el alimento; pero para completar la bufonería comunista, hay que agregar que la bestia de Nicolás Maduro que tanto alardea en contra del imperio debería reconocer que Venezuela está recibiendo en remesas 6 mil millones de dólares de USA anualmente, a lo que se debe agregar que de un país pobre como Colombia los refugiados venezolanos que son cerca de 2 millones en esta tierra, le envían a sus familiares aproximadamente 400 millones de dólares al año, lo que demuestra que estamos en un mundo al revés, porque es un contrasentido que los odiados enemigos sean los que alimentan a un país manejado por la pandilla chavista.

El voto de Colombia en la ONU sobre el mentado “embargo” a Cuba, en este año fue la abstención, sin embargo nuestro país junto a otras naciones debería emprender una campaña para que el sainete que monta anualmente el gobierno de la Isla, no continúe, porque la humanidad tiene gigantescos problemas por resolver, para que un organismo internacional tan importante le pierda tiempo a los caprichos de una dictadura sanguinaria; por eso ya que Colombia hace parte del Movimiento de Países No Alineados –Mnoal– en donde debe haber gobiernos sensatos, podría invitar a que algunas naciones no apoyen más esa sesión en la ONU, que nada le aporta al planeta, en cambio si sirve para que una oprobiosa dictadura de 61 años se consolide internacionalmente.