¿Cuáles son los retos del próximo alcalde de San Juan del Cesar?

Ahora que estamos en época preelectoral es importante que los lectores conozcan cuáles son los retos del próximo alcalde de San Juan del Cesar, ya que muchos de los aspirantes a este cargo de elección popular son nuestros amigos, parientes, vecinos, compañero de estudio o de trabajo y si vamos a votar por ellos para que nos representen ante el municipio, ante el Departamento y ante la Nación, es fundamental que ustedes estén informados sobre los desafíos que debe enfrentar el primer mandatario de los sanjuaneros, ya que son muchos los problemas que debe atender en temas de salud.

Un hospital en crisis financiera al igual que todos en La Guajira, con unos gastos generales superiores a los ingresos reales, lo cual lo coloca en una situación inviable financieramente hablando, hay que incrementar las coberturas del régimen subsidiado y mejorar la atención en servicios de salud tanto en la zona urbana como rural. En el sector educativo hay que mejorar el servicio de alimentación escolar, transporte, infraestructura y tecnología, en lo referente a los servicios públicos; el servicio de acueducto es insuficiente ya que no cubre a todos los barrios ni en calidad ni en eficiencia, hay servicio cada 24 horas o sea un día de por medio, hay que dotar a San Juan del Cesar y a la zona rural de agua tratada las 24 horas, hay que ampliar el servicio de alcantarillado, aseo y alumbrado público a todo el municipio, ya que hay muchos barrios, corregimientos y caseríos que no cuentan con estos servicios.

La malla vial se encuentra en pésimo estado ya que las calles, carreras y avenidas tienen un pavimento viejo y obsoleto, lo cual genera trancones y accidentes viales, por tal razón se debe pavimentar la malla vial en el casco urbano y rural, para mejorar el estado de estas vías y la movilidad de los sanjuaneros; en materia de desempleo vemos muchos jóvenes y adultos que son profesionales, tecnólogos, técnicos y operarios cruzando calle, ya que no hay fuente de empleo, por lo mismo se necesitan gestionar programas y proyectos que fomenten el emprendimiento para que estos jóvenes y adultos puedan crear su propio empleo, convirtiéndose así en empresarios y generar empleo para la población desempleada. En cuanto al sector comercial, el centro y el mercado es un caos ya que es imposible traficar por ese sector debido a que el espacio público está invadido, se necesita organizar y buscar estrategias que permitan organizar el mercado viejo y poner en funcionamiento el mercado nuevo y el terminal de transporte, que son dos elefantes blancos que no ha habido autoridad alguna que los pongan al servicio de la comunidad; el sector agropecuario está abandonado ya que no existen políticas municipales o departamentales que favorezcan los intereses del campesino, el cual está trabajando con las uñas y los pequeños productores que se arriesgan a realizar cualquier clase de cultivos lo hacen en condiciones precarias, casi siempre generando pérdidas ya que los costos de producción superan los costos de ventas de sus productos, ya que no hay subsidios para la producción agropecuaria ni políticas que les permitan asegurar el mercado y comercialización de sus productos.

En el sector cultural y de deportes hay que gestionar proyectos que fomenten tiempos, espacios y actividades lúdicas y culturales que promuevan entre la comunidad relaciones interpersonales de fraternidad, satisfacción de necesidades de movimiento, aprendizaje y desarrollo de conductas y acciones motrices, verbales, concientización de una cultura física e intelectual que contribuya al mejoramiento de su salud, de su calidad de vida y sobre todo, inculcar en el joven y adulto la importancia de saber aprovechar su tiempo de ocio con el fin de que estos aprovechen el tiempo libre; hay que realizar torneos de microfútbol o fútbol sala y voleibol en ambas ramas y diferentes grupos para la integración de los mismos mediante actividades deportivas, recreativas y culturales.