Democracia enferma

Democracia (Demos pueblo y Cracia Gobierno) la democracia es el Gobierno del pueblo infectado políticamente por la corrupción y por un virus maligno contaminante. Son dos Flagelos dañinos que tienen a la democracia enferma.

La pandemia peste de origen Chino (Wuhan), enfermedad infecciosa propagada en el mundo, en Colombia virus de aparición rara e imprevista contagiando a la sociedad y la vida se ha convertido en una catástrofe humana con unas consecuencias trágicas y la propagación sigue avanzando perturbando en forma grave e inminente el orden económico, social y ecológico del país con crisis humanitaria y matando gente.

La otra enfermedad que tiene a la democracia enferma es la corrupción, corromper es dañar, echar a perder, la corrupción es el cáncer de la democracia cuyo desinfectante es el mismo pueblo; este flagelo de malas costumbres que no es de la moral social, anda agarradita de la mano con la endemia enfermedad habitual de la justicia Colombiana que tiene a la sociedad marcada por la denominada cultura de la corrupción cuyos síntomas son la resignación social y política.

En la corrupción administrativa (Gobierno) existen niveles tolerables de corrupción que amenazan la supervivencia del sistema Democrático. La cura de la corrupción se pensaba que iba a ser la ley Estatutaria de la Anticorrupción, pero ha sido peor el remedio que la enfermedad. Ejemplo el cartel de la toga. La pandemia de contaminación biológica humana de vida a muerte posesionada hace como un año haciendo daño al Estado, a la sociedad y sin derecho alguno a defensa, desestabilizando El Estado Social de Derecho. El Gobierno dictó decreto con fuerza de Ley declarando El Estado de Emergencia Sanitaria, destinado a conjurar la crisis y a impedir la extensión de sus efectos; sin embargo la Pandemia ha seguido posesionada haciendo daño aprovechando la desobediencia del pueblo, que ha bajado la guardia y no ha cumplido con las normas estrictas del Gobierno.

Hay que extremar las medidas de bioseguridad para evitar el contagio. Gracias a Dios que apareció la vacuna para inmunizar a la humanidad, pero todavía demora unos meses para su aplicación general y no sabemos qué  tiempo va a durar la inmunización y sus efectos; la otra enfermedad política amañada en el Gobierno La corrupción; hay que ponerle mano dura a los corruptos para que no sigan desangrando los recursos públicos que ahora es cuando más se necesitan. Colombia uno de los países más afectados por la corrupción y la pandemia, enfermedades sociales que tienen el sistema Democrático en cuidados intensivos.

La pandemia peste de origen Chino (Wuhan), enfermedad infecciosa propagada en el mundo, en Colombia virus de aparición rara e imprevista contagiando a la sociedad y la vida se ha convertido en una catástrofe humana con unas consecuencias trágicas y la propagación sigue avanzando perturbando en forma grave e inminente el orden económico, social y ecológico del país con crisis humanitaria y matando gente.

La otra enfermedad que tiene a la democracia enferma es la corrupción, corromper es dañar, echar a perder, la corrupción es el cáncer de la democracia cuyo desinfectante es el mismo pueblo; este flagelo de malas costumbres que no es de la moral social, anda agarradita de la mano con la endemia enfermedad habitual de la justicia Colombiana que tiene a la sociedad marcada por la denominada cultura de la corrupción cuyos síntomas son la resignación social y política.

En la corrupción administrativa (Gobierno) existen niveles tolerables de corrupción que amenazan la supervivencia del sistema Democrático. La cura de la corrupción se pensaba que iba a ser la ley Estatutaria de la Anticorrupción, pero ha sido peor el remedio que la enfermedad. Ejemplo el cartel de la toga. La pandemia de contaminación biológica humana de vida a muerte posesionada hace como un año haciendo daño al Estado, a la sociedad y sin derecho alguno a defensa, desestabilizando El Estado Social de Derecho. El Gobierno dictó decreto con fuerza de Ley declarando El Estado de Emergencia Sanitaria, destinado a conjurar la crisis y a impedir la extensión de sus efectos; sin embargo la Pandemia ha seguido posesionada haciendo daño aprovechando la desobediencia del pueblo, que ha bajado la guardia y no ha cumplido con las normas estrictas del Gobierno.

Hay que extremar las medidas de bioseguridad para evitar el contagio. Gracias a Dios que apareció la vacuna para inmunizar a la humanidad, pero todavía demora unos meses para su aplicación general y no sabemos qué  tiempo va a durar la inmunización y sus efectos; la otra enfermedad política amañada en el Gobierno La corrupción; hay que ponerle mano dura a los corruptos para que no sigan desangrando los recursos públicos que ahora es cuando más se necesitan. Colombia uno de los países más afectados por la corrupción y la pandemia, enfermedades sociales que tienen el sistema Democrático en cuidados intensivos.