Desarrollo del espíritu emprendedor

Por Jorge Sprockel Mendoza

Con gran éxito y con un sin número de participantes y asistentes, se llevó a cabo los días 10, 11 y 12 del presente mes, la versión 17 de Expoguajira ‘Cree y Crea en Grande’ organizada con excelente acierto por la Cámara de Comercio de La Guajira con el apoyo del Mincomercio, Fontur Colombia, Gobierno nacional y el departamento de La Guajira, contando con el patrocinio de destacadas empresas e instituciones oficiales que operan en el Departamento. En el desarrollo de tan trascendental certamen se contó con conferencistas de talla internacional, nacional y regional los que disertaron sobre ejes transversales de palpitante interés de actualidad en el contexto del intercambio comercial e industrial con el exterior, destacándose el importante aporte hecho por la delegación de la Oficina de Turismo de la Isla de Curazao en la industria sin chimenea como parte significativa a su PIB por su sostenibilidad. Así como se reconoce la magnífica exposición de artes plásticas realizado por nuestro talento guajiro.
Hay que relievar que en el ambiente de este fortalecedor certamen, que brindó oportunidades para intercambios comerciales e innovación en la península, se realizaron transacciones por más de dos mil millones de pesos y donde participaron más de cien expositores y contó con una nutrida asistencia; sin proponérselo los organizadores se respiraba el desarrollo del espíritu emprendedor, haciendo posible el éxito rotundo de la 17 versión. En la que también se hizo presente la cultura emprendedora y su desarrollo socioeconómico para lograr beneficios empresariales y colectivos en nuestra sociedad, lo que solo se puede obtener determinando las oportunidades empresariales a partir del análisis del entorno posibilitando la creación impulsando nuestros propios negocios.
Se debe tener en cuenta que el espíritu emprendedor es un sueño de reto, desarrollo e independencia inmerso en el fondo de todos los seres humanos, ya que es un proceso histórico en permanente evolución y formación, puesto que es vida y progreso; dejarlo desarrollar genera una potencialidad de producir cambios y lograr objetivos que se pretenden alcanzar.
Sea pertinente reseñar que el espíritu emprendedor o empresarismo y la actitud del emprendimiento se comenzó a manifestar de manera empírica cuando la reina Isabel La Católica ejerció el capital de riesgo poniendo a disposición de Cristóbal Colón dinero y medios para desarrollar su visión empresarial. Pero ya en 1953 Peter Drucker inicia su curso de creación de empresas e innovación. En 1958, la administración para las pequeñas empresas de Estados Unidos de América inició un programa de investigación de tres años sobre el particular y en 1963 se hacen las primeras publicaciones científicas sobre este tema. En 1970 se realizó la primera conferencia académica en Pordue y en 1973 se celebró la primera conferencia internacional en Toronto donde se habló de fomentar el espíritu emprendedor. Ya en los años 80 y 90s, este concepto empresarial toma auge y surgen revistas especializadas, congresos y se crean sociedades y asociaciones que han instituido la infraestructura de esta disciplina.
Felicitaciones a la Cámara de Comercio de La Guajira, entidad rectora y proactiva del negocio formal, que una vez más demuestra su liderazgo en los procesos de emprendimiento con empoderamiento en todo el territorio peninsular con sentido de pertenencia. Entendamos el emprendimiento como una alternativa de vanguardia, considerada uno de los principales factores necesarios para promover el desarrollo socioeconómico, lo que acaba de hacer esta organización a través de la exitosa y ponderada 17 edición de Expoguajira.