Diagnóstico del sector productivo de La Guajira

Cada vez que me reúno con productores del campo en el sur del departamento, con gremios organizados, y entrevistas aleatorias a los sectores del agro y pecuario, se ha podido establecer un diagnóstico de este sector productivo donde se puede concluir que es rico en fortalezas y oportunidades por la calidad de suelos, agua y clima especialmente en el sur del departamento, en Dibulla, sur de Riohacha y Carreipía, Maicao.

Las conclusiones son obvias en lo referente a la conectividad entre centros de producción y centros de consumo: Las vías terciarias presentan un estado deplorable en los municipios, lo que ocasiona dificultades en el área competitiva. ¿Cómo puede existir competitividad y productividad, si no existe conectividad para extraer los productos de sectores deprimidos como la Serranía del Perijá, y como otras vertientes que corresponden a la Sierra Nevada de Santa Marta? es el gran cuello de botella que presenta sector Agrario.

Otra falencia es falta de tecnología para labrar la tierra, o lo que es lo mismo carecen en su gran mayoría los municipios productores de unos bancos de maquinarias para generar productividad y competitividad. El departamento necesita con urgencia manifiesta un banco de maquinarias con un operador. Todos estos centros de producción adolecen de un sistema de electrificación rural y los costos de insumos y fertilizantes son altísimos, lo que genera que los costos de producción están por encima de los costos de ventas de los diferentes productos. El crédito para generar productividad además de alto es bajo, en base en que la mayoría de los productores del campo están reportados en las agencias de crédito. Muchos productores carecen de tierras para producir alimentos en zonas productoras del departamento.

En el sector pecuario, la queja es que adolece de una buena asistencia técnica, lo que genera pérdida de animales, enfermedades y malformación genética, así como la existente en los pequeños productores ganaderos es de baja calidad. El hato ganadero de acuerdo al reporte de la Secretaría de Desarrollo Económico del Departamento ha disminuido considerablemente. Se quejan igualmente de los precios de la leche que es baja de quienes la compran en la región, lo que genera descompensación entre los que producen y los que reciben por la venta de dicho producto y en la producción de quesos, lo que indica que no existen alianzas ni industrias para darle valor agregado a la leche.

Las dos grandes amenazas que se generan sobre el sector agropecuario, es por un lado la deforestación que se da día a día, en terreno quebrado específicamente en la Serranía del Perijá, donde se continúa con la tala indiscriminada de bosques, y a pesar de los esfuerzos de Corpoguajira, en la cota de tres mil metros hacia arriba hay que adquirir más de doscientas mejoras para darle equilibrio y contrarrestar esta amenaza. Y en el plano pecuario la gran amenaza es la aftosa que puede provenir de Venezuela por el contrabando de ganado.

Dentro de las fortalezas tenemos en el sector agrícola, que el Departamento es el primer productor de yuca en su territorio, con el 44.56% lo que lo ubica en el noveno lugar a nivel nacional. Y luego está el banano de exportación con el 20.11%, lo que lo ubica en el tercer puesto a nivel nacional. Otros productos que le dan fortaleza al sector es la producción de maíz tradicional, arroz de riego, ñame y sorgo.

En la producción de frutas, donde el Departamento cuenta con excelentes suelos, la patilla se constituye con el 52.5% con la mayor producción lo que le da el tercer puesto a nivel nacional. También es un gran productor de melón, mango, limón, aguacate y tomate de árbol lo que lo ubica entre los primeros 20 productores a nivel nacional.