Dios habla hoy

Desde un principio el señor nuestro Dios, a través de los mandamientos reglamentó la relación con el Hombre, y nos ha venido hablando de varias formas por medio de su manual de Instrucciones, la santa Biblia, nos ha hablado literalmente, también en parábolas y a través de los animales donde nos aconseja que sigamos su ejemplo de renovación como lo hace el Águila (Salmo 103, Vers 5).

Sea cual fuere la forma en que nos hable el señor nuestro Dios Todopoderoso, nos ha ratificado que sus mandamientos son de obligatorio cumplimiento, y que para los obedientes tendrá sus bendiciones, y para los desobedientes sus advertencias, y han sido esas desobediencias del hombre de manera casi que, generalizada, Siempre el motivo de la ira del señor, que tiene la particularidad que cuando da, da en abundancia, sea lo bueno o sea lo malo.

De sucesos está llena la Biblia de cómo le ha hablado el Señor a la humanidad, cuando ésta se vuelve desobediente,

Cuando el Señor vio que era demasiada maldad del hombre en la tierra, y que este siempre estaba pensando en hacer lo malo, y le pesó haber hecho al hombre, con mucho dolor dijo, voy a borrar de la tierra al hombre que he creado, y también todos los animales domésticos, y a los que se arrastran, y a las aves, me pesa haberlos hecho (Génesis Cap. 6 Vers 5 al 8) y cómo consecuencia le mandó el diluvio universal. Primera hablada con hechos duros del Señor nuestro Dios a la desobediencia.

Porque después nos habló con la destrucción de Sodoma y Gomorra, haciéndoles llover fuego y Azufre (Génesis Cap. 19 Vers 24) al ver tantas injusticias, Desobediencia e Infracciones contra sus mandamientos.

Dios habla hoy, con una pandemia llamada inicialmente coronavirus, que no respeta límites geográficos, ni raza, ni niveles económicos, ni edades, sean niños, jóvenes o ancianos, igual la pueden padecer.

Porque con el afán por el dinero rápido y fácil, el hombre ha vuelto a sus maldades violando reiterativamente sus mandamientos, con las creaciones de grupos al margen de la ley, sea de derecha y/o de izquierda, u otros, dependiendo el país donde suceda, con el propósito de conseguir sus objetivos atropellan un derecho fundamental como es el derecho a la vida, contemplado en el numeral 5 del conjunto de mandamientos denominado No matarás,

Igualmente sucede con la violación reiterativa del mandamiento número 7 denominado: No robarás, que contribuye con el afán de conseguir dinero rápido y fácil, aún a costa de los principios y valores que todo ser humano debe guardar, ejerciendo algunos funcionarios públicos la corrupción, y lo que es peor aún, la aceptación casi generalizada por muchos sectores de la sociedad, donde pareciera que es mejor tener, que ser.

Y gran parte de la justicia terrenal no se les notan sus condenas justas, concordantes con el tamaño del monto raptado ni del perjuicio ocasionado, pero si han sido notorias las benevolentes condenas impartidas según la importancia política y social del Infractor, hasta llegar al caso de conceder fincas por cárcel, con muchas hectáreas de extensiones tierras.

Y el Señor ante las inoperancias o las injusticias de los sistemas judiciales que rigen en las naciones, nos manda la sanción Divina, en estos tiempos la pandemia, Por lo tanto, si queremos tener sanidad generalizada como lo dice (el Aalmo 1 Vers 3), y ser como árbol plantado junto a corrientes de agua, y que todo lo que hagamos prospere, arrepintámonos de nuestros pecados, y deleitémonos de la palabra del señor, meditando en ella día y noche.