El ayer es el pasado y el ahora el futuro

Desde mi mesa de trabajo, con un tiempo al que leo bastante frío, con una taza de café, continúo leyendo los textos sobre las preguntas de la educación del futuro que debemos sin lugar a duda preguntarnos todos, maestros, padres de familia, profesionales etc., reflexiones argumentadas de Francisco Imbernón, el escritor William Ospina y del maestro Ricardo Lucio, personajes que la maestría en Educación con énfasis en Investigación que curso con la Universidad del Pereira, me llevó a conocer, de hecho, diría que en tan poco tiempo ya estoy reflexionando sobre los desconocimientos que muchos maestros tienen y la falta de lectura sobre los desequilibrios sociales, políticos, culturales y educativos que hacen parte del diario vivir, consecuencia por supuesto de la falta de vocación, el poco sentido de pertenencia, desinterés en lo que realmente se está llamado a hacer y ser, todos, si, de todos los ciudadanos es la responsabilidad de un buen futuro y ese futuro es ahora como lo cita (Imbernón) empiezo presentando aquellos que se tomaron la tarea de plasmar en su época, entre los citados autores contemporáneos, quienes también toman como base a los maestros del pasado (Vygotsky, Piaget, Snner, Coll, Ausbel) psicólogos, pedagogos y médicos, quienes también aportaron con su trabajo a entender cada proceso del conocimiento, su estructura, la construcción en asociación del conocimiento, temas esenciales que cuesta entender aunque haga parte de la práctica diaria de las instituciones educativas del país, pese al intento incansable de las reformas educativas, que lleve a la apropiación, de los actos de asociación que hay entre aprendizaje y enseñanza (socioconstrucción), en la asociación de las diferentes teorías que presentan otros autores contemporáneos, (Martha Cecilia Gutiérrez G Olga Clemencia Buriticá A Zulema Elisa Rodríguez) Rosario Cubero Pérez, José Rodrigo López, citando y argumentan su postura con los dichos autores tradicionales.

La educación proceso continuo de cambio, (Lucio) proceso de aprendizaje más allá del ámbito escolar (Ospina) proceso que garantiza el futuro teniendo en cuenta lo que hagas hoy (Imbernón).

Como podemos leer y analizar la educación es un proceso global y constante de construcción del saber, ser, hacer, vivir juntos y trabajar juntos. A esto están llamadas las instituciones educativas del país, desde la práctica pedagógica reflexionar y aportar cambios significativos, entendiendo que la tarea de hoy es construir un mejor mañana, en las manos del maestro está el cambio de lo tradicionalmente existente, recordemos que este ahora fue construcción de un ayer, el ahora y sus transformaciones la tienen únicamente las escuelas, no se debe limitar el acto pedagógico y las herramientas que se han construido para enriquecer los proceso de formación en el sistema educativo, pero antes que todo, debemos estar asociados con cada una de ellas, entender su función, objetivo y su construcción (educación, pedagogía, didáctica, currículo, enseñanza y aprendizaje) todas hacen parte de todos y para todos, en el conocimiento de dichas herramientas y su buena práctica está el futuro.

Son las 9:01 a.m. luego de plasmar mi reflexión y mis ganas de compartirlas para que otros también lo haga, sigo en mi mesa de estudio frente a mi venta, la fría mañana se aleja como el humo en las montañas, pero aún firme sigo en mi lectura, para la síntesis que debo sustentar este fin de semana y dispuesta por supuesto, a seguir compartiendo con ustedes cada saber, cada construcción, pues de eso se trata, de trasmitir para construir, tal vez no tenga efecto ahora, pero es una decisión que he tomado y en dos años podría tener efecto. He comenzado, esperando que el mañana sea mejor.