El Centro Cultural de la Música Vallenata

Ha llamado la atención, el encerramiento con un álbum de fotos que se le hizo al terreno donde funcionará el centro cultural, en el cual colocaron imágenes a diestras y siniestras castigando a unos y premiando a otros,  Dios quiera que al término de la realización  de ese árbol  gigante no se vayan a colocar su organización en manos de gente que son muy buenos artistas, pero que en materia de patrimonio no saben en donde están parados. El PES, plan de salvaguardia de la música tradicional vallenata, fue creado como estrategia de protección de los cuatro aires que son: Paseo, son, merengue y puya. Que ya están invisibilizados en las grabaciones por los artistas que dicen: “todo debe evolucionar” pero no superaron a sus antecesores; estas nuevas agrupaciones en sus mejores tiempos facturaban millones de pesos anuales, no necesitaban grabar puya, merengue, son y paseo.

En apoyo al PES, el gobernador Luis Alberto Monsalvo Gnnecco, construirá el centro cultural de la música vallenata, no comprendo por qué  están allí  muchos de los que detestan al vallenato clásico, ahora aparecen como figuras principales, increíble con la fobia que le tienen a los cuatro aires, estén allí representándose a ellos mismos, porque al paseo, son, merengue y puya no. Los únicos que mostraron amor a la tradición, fueron: en primer lugar Peter Manjarrez, le siguen Martín Elías y Churo Díaz, quienes regrabaron clásicos vallenatos.

Quien piensa que un personaje del pasado que ya hoy no está de moda no vale, valora la moda y desdeña el legado cultural; hay total desconocimiento de lo que es un patrimonio, el cual en materia de música se basa en lo que ya se hizo, lo que se está haciendo obviamente irá ganándose sus espacios; porque el vallenato es un bien común y no se vale la exclusión ni siquiera a la nueva Ola, aun cuando ellos no tocan vallenato.

Soy miembro del comité de vigilancia del PES, cuando oriento a veces no lo digo, para que la gente no vaya a mal interpretarme. El comité es un organismo inoperante, (no por nosotros) sino porque para los entes gubernamentales no existimos, a pesar de que el comité está avalado por el Ministerio de la Cultura y por la Unesco.

Es pertinente y benéfico para el centro cultural la participación de las universidades, investigadores, periodistas, escritores para organizar, equipar tanto de logística y personajes conocedores para almacenar el material didáctico del centro, para así establecer sus conectores con pueblos y lugares emblemáticos de la región. Estamos frente a un proyecto de vital importancia para el pasado presente y futuro de nuestra cultura musical.