El dilema de los padres de familia de Fonseca

La Sars Covid2 ha venido para quedarse, sin saber cuánto tiempo. Así lo afirma el director de la OMS en cada una de sus alocuciones al mundo. Entonces, seguirán los problemas desnudos por este virus, seguirán las muertes y mucho más, los “contagios silenciosos” como algunos han denominado a los pacientes asintomáticos.

Pero para los padres de familia, el contagiarse o no pasa en un segundo plano cuando sienten que la formación académica de sus hijos va en descenso y muchos de ellos en el camino de la deserción escolar.

Este último tema, ha sido puesto a la sombra de las discusiones por quienes hoy tienen en sus manos la solución, como lo son los alcaldes, gobernadores y rectores. Todos ellos con manejo de recursos públicos por gratuidad escolar y conectividad.

Ya han pasado más de 4 meses desde el inicio del aislamiento social obligatorio y trabajo escolar en casa y aún no se vislumbra solución al gran problema que ha ingresado a los hogares del municipio sin ser invitado, que es la conectividad diaria con los docentes.

En comunicación con docentes de las instituciones educativas del municipio tanto en el área rural y urbana, estos manifiestan que la deserción escolar en el municipio en las escuelas públicas estaría en el orden del 40%, cifra alta y preocupante para ellos porque esto es poner a la orden a las fuerzas oscuras que rodean a la escuela arrebatándoles la posibilidad al niño y niña ser un ser de bien, de formación sólida en valores y principios.

Según los docentes, el contacto a diario con sus estudiantes es casi nula, la aplicación que es más utilizada por la escuela en esta época de pandemia es el WhatsApp, pero a diario ven como la ausencia y la intermitencia es común. Pero, ¿cuáles serían las razones? Diversas. Manifiestan los docentes. Los padres de familia carecen de recursos constantes que le permitan comprar datos al menudeo o adquirir planes de datos por no contar con vida crediticia. Otros, se llevan sus celulares al trabajo y solo en la noche el niño puede acceder a comunicarse con el docente, y otros, nos manifiestan que no poseen equipos como computadora o celular inteligentes para conectarse. La asunción temporal ha venido entregando equipos de cómputo como tablets. Pero estas carecen de dispositivo para insertar una Simcards, es decir, su conectividad puede hacerse solo por redes inalámbricas (Wifi), entregaron un carro sin llantas. Manifestó el docente.

Ya solo quedan tres meses del año escolar 2020. No se ve un panorama claro de solución, ni menos de voluntad política de nuestros gobernantes. A nosotros como padres de familia nos han dejado solos con el problema de la educación no sentimos el apoyo institucional. Nuestros hijos al parecer, están destinados a seguir aumentando la brecha de la desigualdad y al acceso a una educación con calidad. Puntualizó el padre de familia.