El discurso de Uribe Vélez en Barrancas

El 3 de septiembre del año 2005, el presidente de la época Álvaro Uribe Vélez, en el consejo comunal que se realizó en Barrancas, en el colegio Paulo VI, se comprometió con la construcción de la Represa del Ranchería y cumplió y ahí está esta gran obra en su primera fase que se ha convertido en un elefante blanco. Traigo a colación dichas palabras que quedaron escritas en la historia política de nuestro departamento.

Las siguientes son las palabras del expresidente Álvaro Uribe Vélez al instalar el Consejo Comunal de Gobierno desde Barrancas, en el departamento de La Guajira.”Que bella esta Guajira, cómo se reconforta el alma con la Patria cuando se llega a La Guajira y se siente esta brisa y se ve el contraste de estos paisajes y se saluda a ese grupo de compatriotas que ustedes integran.

Este bellísimo video que nos acaban de rodar, y que espero lo hayan visto muchos colombianos, también en el salón por razones de logística no pudimos ver bien, es una señal a todos los compatriotas de las bellezas que se encierran en esta tierra, para que vengan a visitarla y todos ayudemos a que La Guajira salga adelante. Quiero dar un saludo lleno de afecto a mis compatriotas de La Guajira, ya Barrancas, su alcaldesa y las autoridades, por recibirnos hoy aquí. Al profesor Reinaldo Rueda, entrenador de la Selección Colombia, a Iván Ramiro Córdoba, a todos los jugadores un saludo un saludo con afecto. Todos los compatriotas estamos con las energías del alma, con el corazón acompañando a la selección. Una noticia para resaltar: la ciudad de Cali ha reducido este año el homicidio en 500 personas. Veníamos haciendo un seguimiento diariamente de la evolución del homicidio en Cali, y había dicho a quienes me ayudan en seguridad de la Presidencia, encabezados por el coronel Buitrago, cuando tengamos 500 homicidios menos en Cali ese día lo resaltamos ante el país (…)

Apreciados compatriotas de La Guajira, al amanecer del 8 de agosto de 2002, al día siguiente de la posesión presidencial, antes de las 6:00 de la mañana aterrizamos en Valledupar para poner en marcha el proceso de recuperación de estas carreteras. Se ha avanzado. Estaban obstaculizadas por guerrillas y paramilitares, el Estado ausente, perdido.

Se ha mejorado bastante a favor de la agricultura, de la ganadería, del turismo, de la libertad de locomoción de los colombianos. Mi gratitud a la Fuerza Pública. Hemos avanzado bastante en la Sierra Nevada. Instalamos un batallón de alta montaña. Creamos la nueva brigada, pero falta mucho. Mañana habrá un consejo de seguridad en Valledupar y vamos a anunciar la creación del batallón de Lata Montaña en el Perijá, que esos bandidos no sueñen que van a seguir refugiados en el Perijá, bajando a los planes de La Guajira y del Cesar a secuestrar la gente. La decisión de autoridad tiene que tener toda la firmeza y cualquier revés que se sufre, debe ser un factor para fortalecer nuestra determinación, para que los colombianos tengan el derecho a vivir tranquilos.

Hemos tenido toda la generosidad con la reinserción. Tenemos toda la disposición de ofrecer la paz al ELN, a las Farc, y como se está haciendo con la mayoría de los paramilitares. Pero mientras persistan en la violencia, nuestra decisión es única señores comandantes de Ejército y la Policía: Terminar con esos grupos.

La topografía aquí es bastante difícil, 17 mil kilómetros tiene ese macizo tiene que es la Sierra y aquí está el Perijá para los colombianos que nos siguen, aquí cerca de Barrancas esta también la parte más angostica del valle entre el Perijá y la Sierra Nevada, donde prácticamente se juntan.

Entonces, comandantes, dupliquemos el esfuerzo para que no haya un solo criminal en la Sierra Nevada ni en el Perijá, ni en estas zonas planas. Mientras instalamos el Batallón de Alta Montaña del Perijá, decisión que se comunica mañana en la ciudad de Valledupar.

Vamos a hacer un gran esfuerzo para controlar el Perijá. Ayer el ministro de Defensa, los altos mandos y el Comisionado de Paz visitaron el Catatumbo. Allí se desmovilizaron los paramilitares. ¿Qué está haciendo la guerrilla? Un trabajo de adoctrinamiento, de seducción al campesino, como el que hizo hace 30 años. Ellos entran muy formalitos, seducen, van manejando primero las cosas con azúcar y después las manejan con hiel y con vinagre. Pasan de la seducción al explosivo, del saludo amable y fantoche a la amenaza y al secuestro. No podemos caer en esa trampa. Esta mañana estábamos ajustando los procedimientos de Catatumbo, no vamos a dejar que, porque se desmovilizaron los paramilitares, la guerrilla se vuelva a apoderar de eso. No basta con una presencia de 3.500 soldados que tenemos allí, necesitamos mucha inteligencia para capturar a los guerrilleros que está ahí, en la etapa de seducción de la comunidad campesina porque el pueblo colombiano les conoce esas trampas. Eso ya se lo hicieron al país y lo que empezó en seducción y en discurso social terminó en cocaína, en explosivos, en terrorismo, en pobreza, en desolación.

Hace muchos años se venía hablando del Distrito de Ranchería. Un distrito multipropósito, de riego y alimentario de acueductos. Un sueño de décadas de la Patria y de La Guajira. Nos hemos propuesto que eso sea realidad. Quiero desde La Guajira, desde Barrancas, decirle al pueblo colombiano que ya las máquinas están empezando hoy la obra. Hoy no es un día de anuncios, hoy no es un día de promesas, hoy no es un día de suscripción de contratos, hoy es un día de iniciación de la obra apreciados compatriotas de La Guajira

Le había dicho al señor ministro de Agricultura, a las alcaldesas, a los alcaldes, a los parlamentarios, su afán enorme, su afán enorme por la obra, al gobernador: Yo no quiero volver a La Guajira; hasta que no podamos decir… Ya las máquinas están empezando las obras de Ranchería. Valen 347 mil millones. La tenemos que hacer con toda la honradez y con toda la eficiencia, casi 19 mil hectáreas, con riego aquí, en un ambiente de clima seco, ajeno a las plagas, con unos suelos desérticos pero neutros. Con ese riego se puede producir una gran revolución agropecuaria en esas 19 hectáreas. Diría yo, que el inicio de la obra de Rancherías, es el principio de ejecución de la Agenda de Competitividad de la Patria.