El Festival Vallenato y el PES

Nada ha pasado con relación a las estrategias claves del Plan Especial de Salvaguardia –PES–, si se han hecho eventos, cursos, por parte de la Secretaría de Cultura de la gobernación, el maestro Roberto Ahumada y María Eliza Araújo, fueron muy prácticos en su programas de protección; la Casa de la Cultura también ha concursado en este propósito y sigue adelante apoyando, de manera independiente pero muy eficaz, Bellas Artes, pero créanme, el trabajo más efectivo, lo viene haciendo la Fundación Festival Vallenato, quienes por espacio de 53 años viene salvaguardando el vallenato tradicional, sin alteraciones en su esencia, de no haber sido así, ya las fusiones habrían extinguido nuestra tradición, sobre todo porque algunos jóvenes piensan que ellos tienen derecho a hacer con nuestra música lo que se les ocurra, si se reunieran con el comité de vigilancia entenderían el asunto y podrían seguir haciendo lo que quieran, pero de modo más organizado, se trata de saber cómo hacerlo sin dañar el patrimonio, por ejemplo: si le hubiesen puesto un nombre a sus nuevas propuestas hoy tendríamos nuevos aires y ellos serían considerados genios, igual que el maestro Calixto Ochoa.

Centroamérica nos invadió con su merengue dominicano, después con la salsa, luego con merengue a estilo Wilfrido Vargas, ahora con el reggaetón y díganme ¿cuáles de nuestros artistas van a República Dominicana, Santo Domingo, Puerto Rico? ¡Nadie! pero ellos si valoran nuestra música y se dan el lujo de “fusilarla”.

Particularmente, me disculpo con algunos colegas, porque siendo miembro del comité de vigilancia me toca señalar en donde se agrede  la manifestación, sé que algunos se molestan, pero estoy cumpliendo con lo que se me asignó, he escrito más de 20 columnas aclaratorias sin hacer alarde de nada, en el futuro me van a comprender.

Las estrategias las debe ejecutar el Estado y sus entes gubernamentales, Gobernación, Alcaldía, Secretarías de Cultura, Consejos de Cultura, Fondos Mixtos de Cultura, Casa de la Cultura, universidades, colegios, no somos nosotros los del comité de vigilancia ¿Con cuáles fondos?

Por eso destaco la labor constante del Festival Vallenato, en la protección, hoy miles de músicos pueden vivir de la publicidad que nos hace el Festival Vallenato, este año extrañé, mis contratos festivaleros, como no voy a defender a un evento que todos los años me permite alivios en los ingresos con mi arte.