El indio chinito wayuú

El indio chinito wayuú que vivía en wuimpumüin según él, en un territorio donde existen unas aves que llevan plumas negras en sus alas y el resto de sus plumajes son de colores amarillos; estas aves son grandes tejedoras y las demuestran en el tejido hermoso de sus nidos que parecen a las mochilas que llevan las mujeres wayuú cuando caminan por los senderos innumerables que se entrecruzan por las watchuashii, las sabanas, las serranías y por la región de Jalaala.

Estas aves de nombre Sia´ pareciera que eran las únicas en éste territorio por los que los originarios wayuú, los hijos de Mma´ y de Juya´, nombraron a este territorio así como las aves tejedoras de hermosos nidos —Sia´pana. El indio chinito wayuú desde muy pequeño fue arrancado de sus raíces para llevarlo a las casas grandes de unas personas conocidas por los wayuú como Alijuna —personas que causan dolor. En esta sociedad Alijuna la sabiduría está dada en los libros, sus creencias, sus dioses, sus demonios, su futuro y su esperanza, están en innumerables páginas de libros; es tanto así que para ser visible y para que le crean que una persona existe y tiene vida, debe estar escrito porque de lo contrario no le creen por mucho que le digan, que lo miren y lo toquen, sino está en alguna página de los libros, no existe.

En la sociedad de donde fue arrancado el indio chinito wayuú es todo lo contrario, ahí la sabiduría está expresada por medio de la convivencia con los árboles, las serranías, los barrancos, los animales subterráneos, terrestres, acuáticos y aéreos; tanto es así que existe en wumpumüin una piedra que narra el origen de los milenarios wayuú.

Los primeros Alijuna que pisaron el territorio milenario de los wayuú, cuando se dieron cuenta que la sabiduría de estos originarios hijos de Mma´y de Juya´ fueron creadas por medio de la interacción vivida dentro de su hábitat, muchos de los Alijuna se incomodaron y se irritaban de rabia y de negación, no podían aceptar que la sabiduría y la divinidad pueda estar en alguna planta o una piedra, por lo que estos Alijuna empezaron a edificar grandes casas como el templo de la verdadera sabiduría y de los dioses que se en encuentran en los libros. Los familiares del indio chinito wayuú se vieron vencidos ante tanto poder de la sabiduría de la sociedad de los libros, ahí fue cuando fue arrancado de raíz para plantarlo dentro de estas majestuosas casas.

Seguramente las raíces originarias se secarían con tanto dolor por la presencia de la regla que arregla todo y endereza con fuerza todo lo que es torcido ante la sabiduría de la sociedad y cultura de los libros. Muchos indios chinitos wayuú corrieron la misma suerte, arrancados desde sus territorios de origen. Hay varios que tienen la memoria totalmente suprimida por la plantación de la sabiduría que se encuentran en los libros, muy pocos son los que si regresaron para recorrer las huellas de sus antepasados y así tener un poco de historia sobre sus orígenes, hay otros que se han negado totalmente y ni siquiera muestran un mínimo esfuerzo para poder hablar su lengua.

Existen otros que están flotando, no está en el territorio de sus orígenes y tampoco es bien recibido en la sociedad y cultura de los libros; solo lo aceptan para tener un poco de diversión y de relajo los Alijuna, tal fue el caso de un indio chinito wayuú que respondió de una manera afirmativa que las indias chinitas wayuú se podían vender y negociar su valor económico, fue una pregunta hecha por un Alijuna; dicha pregunta es evidencia que dejaron pasar cinco siglos y no aprendieron nada de nosotros, los indios chinitos wayuú.