El rol del tecnicismo en la toma de decisiones

La pandemia del Covid-19 nos ha dejado una gran enseñanza: la importancia de los datos y los expertos científicos en la toma de decisiones de las instituciones públicas. En Colombia, pudimos ver como rápidamente Bogotá y Medellín implementaron esquemas de seguimiento y sistemas de información que han permitido el monitoreo de los casos de Covid-19 y la ejecución de medidas basadas en datos reales y aportes de científicos expertos en la materia.

Para departamentos como La Guajira, esto debe ser un ejemplo a seguir, no solamente para afrontar la pandemia, sino para tomar decisiones frente a la reactivación económica del territorio y la destinación de esfuerzos y recursos para el mejoramiento de los indicadores de pobreza y competitividad. Actualmente, en algunos de los municipios del Departamento se evidencian medidas que se limitan al cumplimiento de los decretos presidenciales, sin tener en cuenta las dinámicas territoriales. Es insostenible mantener la cuarentena y los toques de queda hasta la disponibilidad de una vacuna.

Los alcaldes locales tendrán que hacer análisis y seguimiento a los datos para tomar las decisiones frente a la salud y la reactivación económica. Atrás deben quedar esquemas de decisiones de gobierno, basados únicamente en incentivos pasionales y políticos. Es claro que estos son elementos que no pueden ser ignorados por los gobernantes, no obstante, urge la inclusión del tecnicismo y los expertos sectoriales en los círculos decisorios del Departamento.

En La Guajira abundan estudios y procesos de visión compartida útiles para implementar medidas que aporten al desarrollo de los municipios del Departamento. Varias instituciones de orden nacional, la academia, empresas privadas, agencias de cooperación y centros de pensamiento han promovido y financiado procesos prospectivos y documentos técnicos valiosos para la formulación y ejecución de proyectos estratégicos de alto impacto.

Lastimosamente, cuando se revisa la ejecución real de esas medidas se evidencia que fueron ignoradas en la mayoría de los casos. Si bien algunos de estos insumos son incluidos en los planes de desarrollo, al final del cuatrienio de gobierno no reportan cumplimiento. La pandemia es una oportunidad para repensar y reorientar el modelo de toma de decisiones.

Del mismo modo, una ciudadanía informada y con argumentos sólidos debe incidir en este proceso, dejando a un lado los intereses políticos. El Departamento cuenta con profesionales con alta experiencia y conocimiento que pueden aportar de forma desinteresada a su tierra.