El terrorífico 42.9%

Hace mucho tiempo un familiar a quien quise mucho llegó a tener una inmensa fortuna, representada en costosos vehículos, Rolls Royce, Mercedes, Cadillac y Jaguar entre otros, fina joyas, valiosos relojes, suntuosas casas y apartamentos y gustos y placeres incluidas hermosas mujeres, ropa fina como muy pocos la usaban, cientos de calzados y cinturones y jugosas cuentas bancarias, me decía que para qué él iba a regalar cualquier suma de dinero y la persona saliera a matar las culebras y al día siguiente, otra vez varaos, que lo que había era que hacer inversiones y con las ganancias ir eliminando las deudas y se conservaba el capital, pero nunca él lo hizo, porque era teórico y soñador.

A qué vienen estas reflexiones se preguntarán, pues sencillamente lo recuerdo porque estoy leyendo sobre los datos desastrosos, que no creo mucho en ellos, de la pobreza de la gente en el Cesar, cuando aquí se han gastado cientos de billones que han llegado producto de las salvadoras regalías y jamás se ha invertido un peso que genere otro peso, se invierte en vainas de pronto necesarias, pero no rentables, cuando pueden serlo, por ejemplo, el costoso equipo de maquinarias que no se sabe por dónde están y que ha debido ser destinado a arreglar las trochas de la serranía, donde se produce la comida, las frutas y las hortalizas y la dedicaron y lo siguen haciendo a la vía de los lecheros, entiéndase como ricos ganaderos que tienen muy pocos empleados y mal pagos; por qué no fomentar fabricas si es posible con el sector privado o destinar una esquinita de los jugosos presupuestos y en cuatro años instalar un enorme y moderno complejo de riego con Los Besotes a la cabeza y el San Ramón en Codazzi para convertir el Valle del Cesar en el primer productor alimenticio del país, sin olvidarse de la serranía donde es más fácil y del lejano González quienes sin agua producen abundante cebolla, ¡qué tal! con un minidistrito de riego.

Eso es lo que hay que hacer doctor Luis Alberto Monsalvo, Mello Castro y todos los alcaldes del Departamento con los parlamentarios y el concurso del Gobierno nacional, unirse para conseguir suficientes recursos e iniciar esta gran campaña que nos saque de la pobreza aterradora de la cual nos habla El Pilón, producto de las conclusiones del foro ‘Así va la economía en el Cesar’, fijada en un terrorífico 42.9% de pobreza en este departamento.