El turismo en La Guajira: del Covid-19 al terrible invierno

Tal vez sea un poco arriesgado confirmarlo, pero seguramente este año 2020 para el gremio de quienes promocionan y viven del turismo en La Guajira ha sido el peor de todos, del 2019 hacia atrás se alcanzaba a notar un breve, aunque paulatino avance de este sector económico, en aquel entonces identificábamos o cuestionábamos a las políticas públicas de los gobiernos regionales y nacional por su incipiente apoyo al turismo, y que eso de alguna u otra forma no dejaba que este sector creciera como debía ser, hoy además de eso, vemos los efectos de la pandemia y los estragos del invierno aterrador.

¿Quién iba a pensar que este año iba llegar a ser tan difícil? Esto lo afirmo teniendo la convicción de que los anteriores también lo fueron, pero no tanto como este, seguramente estos pensamientos también rodearán las mentes de los empresarios y microempresarios del turismo en La Guajira, para ellos el 2020 será recordado como el año de la crisis.

Cuando se pensó por un instante en que la dura situación del confinamiento obligatorio ordenado por el Gobierno nacional estaba finalizando y que pronto le llegaría un suspiro a este sector, llega el terrible invierno, pero este no fue uno ordinario como muchos, fue catastrófico, inició temprano y (cuasi) terminó tarde, 32 tormentas tropicales para ser más exacto, sin duda un invierno extremadamente fuerte y diferente a muchos.

Antes de 2020 de acuerdo con cifras del Centro de Información Turísticas de Colombia, La Guajira se posicionaba como uno de los principales destinos preferidos por los viajeros internacionales, pasando de recibir 8.310 visitantes extranjeros en el 2013 a 66.485 en lo corrido del 2019, un crecimiento considerable.

Del mismo modo, en lo que respecta a establecimientos de alojamiento y hospedaje la tendencia también había sido creciente, para el 2016 este indicador registró 160 establecimientos, creciendo un 33% frente al 2015, en el 2017 creció 64% registrando 262 establecimiento y en lo que iba corrido del año las cifras siguieron aumentando, aunque en menor proporción que el 2017, pero subió 9,2% alcanzando 285 establecimientos de alojamiento y hospedaje.

Según la organización mundial del turismo, en 2018 se registraron 1.400 millones de llegadas de turistas internacionales en todo el mundo, lo que supone un importante crecimiento del 6% sobre el año anterior. Esta cifra es muy superior al crecimiento de la economía mundial, que el año pasado fue del 3.7%.

Unas previsiones de la OMT en 2010 planteaban la posibilidad de que la cifra de 1.400 millones de llegadas se alcanzara para este 2020. Bueno, pues al final se alcanzó 2 años antes, superando las expectativas, ¿tal vez pensando en lo que iba a suceder? Estos datos confirman un año más, el papel fundamental del turismo como motor de crecimiento y desarrollo económico a nivel mundial.

Lastimosamente este año todo se fue a pique.