El valor de la Educación Física en tiempos de confinamiento

La Educación Física, Recreación y Deporte, es considerada por el estado como una de las áreas obligatorias y fundamentales en las instituciones educativas públicas y privadas del país. Lo anterior lo afirma la ley 115 de 1994 o ley general de la educación colombiana en el título II, capítulo I, sección tercera, artículo 23: para el logro de los objetivos de la educación básica se establecen áreas obligatorias y fundamentales del conocimiento y de la formación que necesariamente se tendrán que ofrecer de acuerdo con el currículo y el Proyecto Educativo Institucional. Sin embargo, Kirk (1990) manifiesta que para muchos profesores, alumnos y padres de familia ocupa un estatus educativo bajo debido a que se le da un mayor valor a las asignaturas teóricas consideradas “superiores”. El área que educa el movimiento, para muchos es subvalorada dentro del sistema educativo, desconociendo su vital importancia. 

En contraste a lo anterior, desde que el mundo está afrontando la pandemia del COVID-19, licenciados en Educación Física, deportistas, estudiantes, activistas, entre otros; se han tomado la red subiendo contenidos relacionados con la importancia de moverse en casa mientras estamos en aislamiento debido a las medidas tomadas por el Gobierno Nacional y por el hecho de mantener su salud mental en este tiempo de confinamiento. Así pues, la que era considerada como un área de relleno, hoy día en la situación que se encuentra nuestra sociedad, es una de las áreas más importantes para mantener el equilibrio emocional en casa, si se tiene en cuenta que el ritmo de vida al que estábamos acostumbrados ha cambiado a causa del COVID-19. }

Estar en casa las 24 horas del día, ha generado un cambio de vida en cada uno de los hogares en el mundo y las tareas que estaban acostumbradas a hacerse en el hogar en un periodo de tiempo, hoy día se tornan monótonas debido a que las actividades propias de la recreación y el compartir social, están restringidas a causa de la pandemia. Por tal motivo, las actividades físicas y deportivas se convierten en una herramienta fundamental para evitar crisis de ansiedad y depresión ocasionadas por el aislamiento social.

Se dice que realizar una rutina de ejercicios en casa ayuda a mitigar el estrés a reducir los niveles de tensión, a aumentar el estado de alerta. Repercute también en el estado de ánimo disminuyendo la agresividad, ira, angustia e incrementa el bienestar general. 

Esto sin mencionar los beneficios que trae la práctica de la actividad física en estos momentos de confinamiento como evitar el sobrepeso, el sedentarismo, fortalecimiento osteomuscular, mejora el sistema respiratorio, el sistema inmune, el sistema cardiovascular, entre otros.

En estos tiempos de pandemia, las clases presenciales fueron reemplazadas por remotas o virtuales gracias a los avances de las nuevas tecnologías. Así pues, los coliseos y canchas deportivas hoy están vacías pero fueron trasladados a los hogares; eso sí; con orientaciones virtuales del “Profe” desde casa. Queda demostrado que la Educación Física, Recreación y Deporte pese al estigma brindado, es una de las más importantes y utilizadas en este ritmo de vida influenciado, que hoy nos obliga a hacer una pausa y repensar la forma en como nos estamos educando.