El verdadero relevo generacional de la política en La Guajira

Partiendo desde la operación del Cerrejón en La Guajira, en mi vida solo he visto dos casas políticas manejando la ejecución de las regalías.

En ocasiones lo hacían unidos y en ocasiones se turnaban hasta que el Gobierno decidió centralizar su manejo, han dejado de ejecutar las regalías, más no han dejado de gobernar nuestro terruño.

La palabra relevo parece que no existiera en nuestras tierras, muy a pesar que hoy tenemos un Departamento con los índices más bajos de calidad de vida. A veces solo superamos al Chocó y otras veces este nos supera a nosotros, pero ahí vamos, compitiendo en mediocridad por los últimos puestos.

Lo peor de todo es que nos hablan de relevo generacional en la política guajira solo porque hoy el gobernador no es Pedro, si no ‘Pedrito’, su hijo. Al igual que el representante no es Juan, si no ‘Juancito’, el menor de todos, ni tampoco el diputado es el toro, porque ahora va el novillo, su otro hijo. En consecuencia, tenemos a los mismos con las mismas.

Las mismas costumbres políticas, los mismos principios políticos y los mismos genes políticos gobernando siempre nuestro terruño. Tres factores distintos y una sola casa política verdadera beneficiada.

Lo más paradójico de esta situación es que no vemos el voto castigo de la comunidad, lo que no nos hace víctima, sino cómplice de esas costumbres políticas, de esos principios políticos y esos mismos genes políticos que nos han dado un mismo resultado, estancamiento y atraso. No esperemos un resultado diferente si siempre apoyamos a los mismos.

Es hora de comenzar a apoyar a esos candidatos inquietos, con propuestas y dispuestos a comenzar a cambiar la historia. Sin importar el monto del saldo de su chequera, ni mucho menos el apellido que acompaña su nombre, si es bueno, con principios e iniciativa. Relevemos, porque con esas cualidades candidatos hay, que debemos de visibilizar, porque el talento en La Guajira tenemos. Solo que su llegada a la credencial se torna difícil por las razones anteriormente expuestas. Pero precisamente la fe nunca nos ha dicho que todo será fácil, solo que será posible, y estudiando el score de gestión con resultados de Eimer Rodríguez que quiere seguir sirviendo desde la Asamblea departamental por el Partido ASI No. 61. Actualmente es diputado provinciano, como nos dicen en el norte los del norte a los sureños, porque al registrarle su llegada a la presidencia de la duma departamental y que hoy ostente su vicepresidencia, es porque sabe nadar en aguas turbulentas, y al ver los resultados obtenidos en su gestión para el bien de toda La Guajira, en el campo seguridad, salud, laboral, entre otras, no nos cabe duda que los sueños a realizar en la próxima legislatura serán una realidad.

Por lo tanto, por escalar a la duma departamental con escalera propia, su talento, sin pertenecer a ninguna casa política o rosca, y sin esa abultada chequera para llegar, nos animamos a visibilizar a uno de los verdaderos relevos generacional en la política guajira.