Emergencia sanitaria

Desde el mes de septiembre del año pasado en la calle 14 con carrera 7 se presentó un taponamiento de las tuberías y comenzó a desbordar aguas negras por los manjoles, produciendo unos olores nauseabundos, mal sanos en el ambiente, que tiene a la comunidad del barrio San Luis de Villanueva enferma, sobre todo a las personas vulnerables, adultos mayores. La señora Inés Carrillo enferma de los pulmones; el señor Luis Carrillo, persona discapacitada; la niña de dos años Saray Quintero Carrillo picada de zancudos infectados; Yobanis González Carrillo con ardor en los ojos y los demás habitantes del barrio pueden correr el mismo riesgo de esta emergencia sanitaria.

Tenemos más de cinco meses de estar dándole nariz a este aroma pero entre más días pasan los olores son peores, donde ya el ambiente sabe a feo, que ni con los tapabocas se aguantan, se ha generado en toda la comunidad agravios, se han recogido firmas en son de protesta; en el mes de octubre del año pasado se presentó un derecho de petición a las oficinas de Aguas del Sur y a la administración municipal y comenzaron a tirarse la pelota el uno con el otro, lo importante es ponerse de acuerdo como empresas públicas para resolver el problema y cumplir con su deber del saneamiento básico.

Para eso, la comunidad está pagando los servicios públicos y son fines esenciales del Estado servirle a la comunidad como dice la Constitución Nacional, no interesa si hay o no presupuesto, esto es de urgencia manifiesta, caso imprevisto por la emergencia sanitaria que no se sabe si fue que cuando estaban arreglando la vía principal se taparon las tuberías.

Se presentó Aguas del Sur y no pudo resolver el problema y la comunidad del barrio San Luis padeciendo del mal; se presentó una tutela el día 18 de diciembre del año pasado ante el Juzgado, se le dio a conocer al personero el caso y fue admitida la tutela el día 24 de diciembre; hemos pasado una Navidad y Año Nuevo con brisas mal olientes, es la hora de la verdad y no han resuelto nada.

Dice la Constitución Nacional: todas las personas tenemos derecho a gozar de un ambiente sano, la ley garantiza la participación de la comunidad en las decisiones que puedan afectarla; es deber del Estado proteger la comunidad; esperamos la repuesta de la tutela como procedimiento preferente urgente para la protección inmediata de los derechos constitucionales fundamentales, cuando quiera que estos derechos resulten vulnerados o amenazados, por la acción u omisión de cualquier autoridad pública o particulares encargados de la prestación de los servicios públicos.

La comunidad del barrio San Luis no dispone de otro medio de defensa, pero hay que evitar un perjuicio irremediable en la salud, en la vida, ya que se trata de una emergencia sanitaria.