Enemigo silencioso

El coronavirus fue elaborado en el laboratorio de Wuhan (China) según información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), órgano de la salud de la ONU.

Este virus produjo en mí una neumonía bacteriana con efectos respiratorios sospechosos. Las dos patologías que se pueden presentar son: a) la infección y b) la coagulación de la sangre, que llega a ocasionar dificultad en los pulmones obstruyendo el aparato respiratorio. Este enemigo silencioso está haciendo parte de nuestros días mortificándonos la vida, hay que tenerle desconfianza y no darle el papayaso porque ya este en la comunidad, en el ambiente, andamos caminando con el virus detrás de las orejas; no ataca solo a los viejos, el corona viejo y también corona joven, no tiene que ver con ninguno, se adquiere a través del contacto social por partículas en el aire, palabras al viento. 

Inicialmente solo era normativo Estado de Emergencia Sanitaria con aislamiento obligatorio, cuarentena y protocolo de bioseguridad evitando la vida social, aglomeraciones, pero en rienda suelta se aprovecha el enemigo silencioso para noquear a cualquier persona, no se le puede bajar la guardia, por lo menos en la contienda conmigo no me dio tan duro. 

El doctor Joseth Varón, médico científico investigador del Covid-19, jefe de cuidado de la United States Memoria de la Medical Center de Houston, dice que esta enfermedad está en pañales, vino a quedarse y crear en el mundo nuevas realidades, a enseñarle al ser humano a vivir con precaución; no hay arma que la detenga. 

Dice el doctor que el fin del virus es: “a) restringir las libertades en lo social; para el virus todo el mundo es igual y b) cambiar el sistema económico actual por uno más agresivo, esclavizante para atemorizar a la gente; obediencia de rebaño ciego. El miedo disminuye el sistema inmunológico, vuelve a las personas controlables mentalmente.

Dios dice: cuídate que yo te cuidare, las oraciones y la fe son la medicina. Dios es el médico, el único que sabe cuando se va el virus.

Reflexiones: en la vida hay que estar preparado para cualquier adversidad, al final Dios nos ayuda, Padre nuestro, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.