Equidad, mujer y empresa: la diferencia nos une

Siento que estar hoy en esta posición, es el resultado del trabajo de muchas otras mujeres mineras que demostraron que teníamos un espacio en esta industria. Hoy tengo el privilegio de compartir mi día a día con un grupo de mujeres que han ido ganando espacios en un sector tradicionalmente masculino, donde las posiciones técnicas y operativas, que constituyen el mayor segmento de empleados en nuestra organización, han sido ocupadas por hombres.

Ellas, han sido testigos de los esfuerzos que ha adelantado Cerrejón para lograr una operación que reconozca y favorezca las diferencias de género, edad, raza, color, origen étnico, religión, orientación sexual, opinión política o cualquier otra condición; promoviendo la igualdad de oportunidades laborales entre nuestros colaboradores y creyendo mucho más en nosotras las mujeres.

Una recién llegada como yo, puede ver claros los resultados de estos esfuerzos, a través del compromiso con el que esas más de 120 mujeres de nuestro Departamento de Producción llevan a cabo la actividad minera. Lo he podido ver también en nuestras analistas sociales wayuú, quienes recorren los territorios de las comunidades indígenas siendo el lazo entre estas y Cerrejón. Lo he podido ver también en ese grupo de mujeres ocupando altos cargos como superintendentes, gerentes y vicepresidentes, demostrando todos los días su capacidad de liderazgo, pero también lo he confirmado en el grupo de supervisoras, analistas y asistentes quienes aportan su gran potencial para trabajar para que seamos la Mina Número Uno del Mundo.

Una visión en materia de equidad debe contar con un plan integral y de largo plazo, que permita no solo seguir fomentando el rol de liderazgo de la mujer en la minería, sino generar mayores niveles de equidad entre toda la organización y lograr un cambio más allá del ámbito laboral. Este, pienso, es el mejor regalo que se le puede hacer a una mujer en la celebración de su día.

Por mi parte, me siento orgullosa de representar a ese grupo de mujeres que hemos decidido demostrar nuestra capacidad de asumir cualquier gran responsabilidad. Y, por lo tanto, me comprometo a trabajar por la equidad porque con ella aseguramos bienestar para La Guajira, y porque sin duda, esta tierra con nombre de mujer no sería igual sin todas esas grandes luchadoras.