Festival Nacional de Compositores

Hay que quitarse el sombrero ante un hombre quien es uno de los grandes folcloristas con que cuenta la música vallenata, pero además un hombre de radio versátil y que atrae con su personalidad, póngalo donde lo pongan.

Ese es el amigo Álvaro Alcides Álvarez, presidente ejecutivo del Festival Nacional de Compositores de San Juan del Cesar, quien ha venido promocionando y gestionando para que la edición 43 del festival sea un éxito como en efecto va a ocurrir. Demostrando también que es un buen ejecutivo y un relacionista público por excelencia. Desde la edición 42 cuando fue homenajeado con el acrisolado periodista Ismael Fernández Gámez, le dieron un vuelco al Festival de Compositores, como quien dice, le imprimieron el oxígeno que le faltaba para volver a tener un festival de grandes pergaminos. Hoy bajo su presidencia, está demostrando que el festival volvió por sus fueros y esta edición pinta para grande.

¿Pero quién es Álvaro Álvarez? Es San Juan del Cesar, tierra fecunda en lo cultural, en su economía transcendental a través de la historia y donde sus hombres han transcendido en su devenir histórico y muchos de ellos le han dado un giro de cambio en su trasegar por el túnel del tiempo y es así como han pasado de un estadio de vida a otro más exitoso. Y eso precisamente es lo que le ha sucedido al periodista que se ha hecho con mucho esfuerzo, sin pisar un claustro universitario, pero aprendió los secretos del periodismo en la escuela de la vida y al que todos conocemos en el mundo folclórico como el ‘Triple A’ de la radio y del folclor, de ser operador de maquinaria pesada en la multinacional Intercor, cambió para ser hoy un exitoso hombre de radio, donde alterna el periodismo informativo y frentero, con su programa de la música vallenata.

Álvaro Alcides Álvarez es un folclorista por excelencia y eso nadie lo pone en duda. Después de estar muchos años en Radio Impacto Popular, da el salto de la mano de su amigo Javier Fernández Maestre a Olímpica Estero en Valledupar, aumentó el rating y la sintonía de Olímpica en el Cesar y en el sur de La Guajira, demostrando sus conocimientos en el folclor vallenato.

Todavía el pueblo sanjuanero recuerda su paso por la presidencia del Festival Nacional de Compositores. Es tanto el conocimiento, que compositores como Roberto Calderón y ‘Yeyo’ Núñez, le consultan su opinión para ver a qué artista le entregan su nueva producción como compositores excelsos en la música vallenata.

Está casado con Astrid Amaya Corrales, quien ha sido su bastión y apoyo en su carrera, y sus dos hijos Carlos Mario y Astrid Carolina.

El ‘Ttriple A’ es querido por muchos y odiado por pocos, pero lo más importante es que es un personajanazo de su querida guajira.