Fin de la intervención de la salud, ¿estamos preparados?

La resolución 1342 del 29 de mayo de 2019 por la cual se efectúa la categorización del riesgo de las Empresas Sociales del Estado del nivel territorial para la vigencia 2019, es un acto administrativo que anualmente se publica y obliga a los gerentes de hospitales públicos, a implementar medidas que garanticen la sostenibilidad financiera y viabilidad de los hospitales públicos de acuerdo a su calificación o categorización.

En el artículo 80 de la Ley 1438 de 2011, preceptúa que el Ministerio de Salud y Protección Social, determinará y comunicará a las direcciones departamentales, municipales y distritales de salud, a más tardar el 30 de mayo de cada año, el riesgo de las Empresas Sociales del Estado, teniendo en cuenta sus condiciones de mercado, de equilibrio y viabilidad financiero, a partir de sus indicadores financieros sin perjuicio de fa evaluación por indicadores de salud.

Las Empresas Sociales del Estado, atendiendo su situación financiera, se clasificarán de acuerdo a la reglamentación que expida el Ministerio de fa Protección Social en el 2020, no se llevó a cabo la calificación financiera de los hospitales, por la pandemia La red pública de hospitales de La Guajira la componen 16 hospitales de 1º y 2º nivel de atención, los tres hospitales de 2º nivel son los de Riohacha, Maicao (Intervenido por la Superintendencia Nacional de Salud) y San Juan del Cesar, en el marco de la resolución 1342.

En este panorama de la resolución esta es la situación de nuestros hospitales: Distracción ESE Santa Rita de Cassia sin riesgo, Fonseca ESE Hospital San Agustín de Fonseca sin riesgo, Riohacha ESE Hospital Nuestra Señora de los Remedios sin riesgo, San Juan del Cesar ESE Hospital San Rafael riesgo bajo, Uribia ESE Hospital Nuestra Señora del Perpetuo Socorro sin riesgo y ESE Hospital de Nazaret sin riesgo, Urumita ESE Hospital Santa Cruz de Urumita riesgo bajo, Villanueva ESE Hospital Santo Tomás sin riesgo, para la vigencia 2020 no hubo categorización por la situación pandémica que hoy se vive.

Los hospitales de La Guajira que no aparecen acá y que a 30 de abril de 2019 no tenían información anual consolidada, validada y presentada por las direcciones territoriales de salud al Ministerio, con corte a 31 de diciembre de 2018, los categorizaron en riesgo alto, acá se observa la falta de responsabilidad y la falta de compromiso de los gerentes que no aportaron a tiempo la información que además de dejar mal la resquebrajada imagen de la salud de La Guajira, debilitan además la calidad de la prestación del servicio a los guajiros, otros hospitales son los que están en los programas de saneamiento fiscal y financiero.

A través de la Resolución 1114, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, autorizó el levantamiento de la medida sustitutiva de seguimiento y entrega nuevamente el manejo de los recursos del SGP a la Secretaría de Salud, esto supeditado al cumplimiento del Conpes 3984 y a las actividades del Plan de Acción aprobado por el Gobierno nacional, hasta acá todo bien, todo bien, las intenciones de nuestro gobernador fueron escuchadas por el Gobierno nacional y bien recibidas por el pueblo guajiro.

Pero este esfuerzo y responsabilidades a cumplir, no solo son del resorte del gobernador, detrás de él debe haber un equipo “técnico” que debe responder que sí somos capaces de demostrarle al país, que se trabajará por la salud de los guajiros con ética y transparencia, que se despolitizará la salud, que debe haber un compromiso de la clase política del Departamento de no querer influenciar para cumplir compromisos políticos a costa de la salud, hay que estar a la altura del reto que hoy asume el gobernador.

Con los embates de la pandemia, la resquebrajada de nuestra red pública de hospitales, la politización, la falta de compromiso de algunos gerentes, el desánimo de los trabajadores de la salud, la intervención del hospital de Maicao, el incumplimiento de las EPS, en el pago a la red prestadora pública y privada, la difícil situación de los pueblos indígenas de la Alta, Media Guajira y Sierra Nevada, son situaciones a tener en cuenta para tomar las decisiones que hoy esperan, necesitan los guajiros y firmar el compromiso de hacer las cosas bien, la historia lo dirá.