Glorias de la sabana: Rodrigo Roy Rodríguez

La semana anterior escribí en este espacio sobre el cantautor sabanero Miguel Cabrera, hoy sigo por esa línea, ya que estoy convencido que en esa hermosa región sabanera lo que tenemos son músicos de gran nivel.


Mi homenajeado de hoy es un acordeonero, arreglista, productor musical y compositor, nacido en San Jacinto, Bolívar, Rodrigo Rodríguez Lora, hijo de José Cerveleón Rodríguez, un cantador de Zafra, que murió cuando Rodrigo tenía 5 añitos y Luisa Lora descendiente de músicos bolivarenses.

Se inició golpeando tambores de banco, haciendo y tocando guacharacas de latas de corozo y, a ratos, le sacaba melodías a una pequeña dulzaina que le regaló su padrino Rafael Lora, su mamá con mucho sacrificio le regaló un acordeoncito viejo de dos hileras, en el que se inició siendo aún un adolescente, pero viendo al viejo ‘Toño’ Fernández con Adolfo Pacheco y Ramón Vargas en parrandas por el pueblo.


En 1975 Andrés Landero se lo llevó para Barranquilla y lo apadrinó para que grabara su primer LP cantando y tocando canciones de su autoría, como los viejos juglares; en 1976 grabó con Adolfo Pacheco un LP llamado ‘El San Jacintero’.


‘Roy’, su nombre artístico, desde muy joven aprendió el oficio de técnico de acordeones y un día lo invitó Gilberto Torres a que se fuera con él a Sincelejo y allá se quedó viviendo 17 años. Grabó al lado de Álvaro Carrasco, Miguel Cabrera y Jairo Gil, pero en 1981 lo invitó Julio Fontalvo para que lo acompañara en el acordeón a grabar un LP y Rodrigo le pidió que lo dejara cantar una canción y preciso ese tema fue el Porro El Toro Balay en su versión original, que luego se convirtió en un rotundo éxito.
Rodrigo ha producido más de 70 trabajos musicales, acompañó en el acordeón a Carlos Vives en el video ‘La Tierra del Olvido’ y en 2012 le hizo la producción y acompañó en el acordeón a Juan Piña en el homenaje que este le hizo a San Jacinto y con el que ganaron el Grammy Latino.
Rodrigo ha ganado como acordeonero profesional en varios festivales, en México y Argentina sus cumbias son exitosas; desde 1980 suena en México la cumbia de su autoría ‘Virgen de Guadalupe’, a la cual le han hecho muchas versiones.


Este sanjacintero es autor de más de mil canciones, miembro de Sayco y de Asinpro, está residenciado en Cartagena con sus 6 hijos todos profesionales, es un gran gestor cultural e instructor de acordeón, miembro también de la Academia ‘Laras’, quienes realizan los premios Grammy Latinos. Ha sido un músico exitoso que merece este y muchos homenajes.