Gracias, ‘Tavo’

Esto último me pasó con mi anterior escrito ‘El Riñón, el enemigo silencioso’, donde el dr. Gustavo Aroca Martínez ‘Tavo’ en calidad de presidente de la Asnf del país, me mandó la siguiente notica: “Nuevamente gracias y muchas bendiciones, fue una excelente nota, que ya está en toda Latinoamérica y nos puede ayudar a salvar muchas vidas, mucho más que la violencia. Te felicito por tu sentido social y eres para nosotros uno de los periodistas más importante de la región Caribe y Colombia. Dios te bendiga, Gustavo Aroca – presidente”. ‘Tavo’, gracias por tan merecidos elogios si tú crees eso de ser el mejor, yo no lo creo pero me da motivos para pensar que el mejor nefrólogo de Colombia eres tú. Tu estas equivocado y yo lo recibo como un cumplido y una nota de agradecimiento, para eso somos los columnistas, para informar, orientar e influir en la colectividad y eso es lo que he hecho siempre en esta larga trayectoria en, eso si el mejor periódico cesarence El Pilón y trataré de seguirlo haciendo aunque las cosas aquí no están color de rosa sino muy peligrosas y el que tenga el valor de opinar o criticar situaciones que a nadie le gusta corre el riesgo de ser silenciado de manera definitiva. A eso nos exponemos y ahí sí estoy entre los primeros por estar metiéndome en cuanta vaina hay en defensa de los intereses colectivos, me da miedo escribirlo pero eso he sido, siempre un defensor de las causas justas.

Me reafirmo en sostener que por algo estas ocupando por segunda o tercera vez, no sé, la alta dignidad de ser presidente de la Sociedad de Nefrólogos e Hipertensos del país dándole un vuelco total, o tú crees que hacer presencia con tan numeroso y abnegado grupo de médicos especializados para atender a todas las etnias indígenas del país, es cosita de comer. No, eso no tiene antecedentes en este pueblo lleno de gente indolente e indiferente ante el dolor ajeno. Ojalá, te repito, tus colegas te imiten porque por lo pronto el distinguido pediatra José Alberto Aroca, ‘Tico’, quien se sumó a tu causa y te acompañó los dos días atendiendo a la población infantil va a contactar a su asociación para imitarte. Felicitaciones a ‘Tico’ como cariñosamente le llamamos y también al empresario Hugo Aroca por haberte servido de ayudante y eficiente conductor en esos días inolvidables para ti y para José María Arroyo, el gran Mamo Chema, gobernador arhuaco.

En mi próxima columna hablaremos de Valledupar, cuando esta ciudad se convertirá en destino turístico médico con la asistencia de más de 500 nefrólogos en el Simposio Nacional de Nefrología, liderado otra vez por su presidente, Gustavo Aroca Martínez. Gracias, ‘Tavo’.