Historial del voto femenino en Colombia

Desde la época inmemorial del inicio de la historia de la humanidad hasta hace aproximadamente unos 126 años, las mujeres del mundo entero carecían del derecho político de elegir y ser elegidas, ya que esa prerrogativa le correspondía exclusivamente a los hombres mayores de cierta edad, dependiendo del país de origen; edad que generalmente era mayor de 21 años.

Con el sano propósito de contextualizar el presente tema, de ahora en adelante se abordará lo correspondiente a ese historial en tres partes: lo que atañe al mundo, a América Latina y a Colombia, en forma de muestreos.

En el mundo y considerando los comicios solamente a nivel nacional, los países en donde por vez primera votaron las mujeres son: Nueva Zelanda, en 1893, curiosamente para elegir y no para ser elegidas, lo que solamente pudieron conseguirlo definitivamente en 1916, debido a una regia oposición del género masculino. Australia, en 1902. Finlandia, en 1906. Rusia, en 1917. Gran Bretaña, en 1918. Estados Unidos, en 1920. Israel, en 1926. Canadá, en 1930. España, en 1933, Italia, 1946, entre otros países.

En América Latina: Uruguay, el 3 de julio de 1927, liderada por Paulina Luisi. Ecuador, en 1929, comandada por Matilde Hidalgo de Poncel. Brasil, en 1934, por iniciativa de Berta Lutz. Argentina, en 1947, liderada por Eva Duarte de Perón. México, en 1953, a cargo de Elvia Carrillo Puerto. Nicaragua, en 1957, entre otros países.

En Colombia, a pesar de que durante el período de la Independencia varias fueron las mujeres que lucharon con denuedo en pro de la emancipación de la Nueva Granada del yugo español, entre ellas Policarpa Salabarrieta, Antonia Santos y María Concepción Loperena, ninguna de ellas dio muestras tendientes a lograr obtener los derechos políticos para el género femenino, debido, seguramente, a las afujías propias de las guerras que se libraban en esa época aciaga en nuestro territorio.

En el período republicano y específicamente durante el sistema federal, en que cada provincia y estado poseían su propia constitución, por vez primera se implantó el voto femenino en la provincia de Vélez, Santander, en 1853, habida cuenta de que así lo contemplaba el artículo 48 de la Constitución de ese entonces, no obstante antes de que se pusiera en práctica, dicha determinación fue anulada por la Corte Suprema de Justicia, en razón de que los veleños no podían tener más derechos políticos que el resto de Colombia. Después de tanto luchar, las mujeres en Colombia votaron por primera vez durante el plebiscito del primero de diciembre de 1957 en obediencia al acto legislativo 03 de 1954, reformatorio de la Constitución Nacional de 1886. Ese acto legislativo fue impulsado por el dictador Gustavo Rojas Pinilla, con miras, seguramente, a lograr ser elegido sobrado del lote en las próximas elecciones, contando para ello con el voto femenino, sin embargo, el tiro le salió por la culata, en razón de que el 10 de mayo de 1957 tuvo que abandonar el cargo por presión de la oligarquía liberal y conservadora de ese momento, siendo inmediatamente sustituido por una junta militar de gobierno integrada por cinco generales pertenecientes a las distintas ramas de las Fuerzas Armadas de la República.