Idiosincrasia guajira

Seguir el curso ancestral de nuestros aborígenes, conocer y vivir sus costumbres desde la colonización española, ven la malicia indígena acompañada de una picardía natural, originada  por el medio y modo de vida en esas calientes y áridas arenas sin ninguna protección que un lánguido trupio o un débil cactus, sin tener dónde cultivar los productos básicos y cubrir sus necesidades alimentarias, con la auyama y el maíz sostenerse en una indeseable vida plagada de desnutrición, tuberculosis y demás enfermedades, acompañada por la escasez de agua plaga mayor de sus vivir.

La desidia de grandes funcionarios públicos aumentan la gravedad del problema no importándoles el mal ajeno, solo quieren las utilidades de este gran negocio, sin importarles el aumento de la mortalidad infantil y del adulto mayor, esta población no tiene dolientes que vea por ella. En ningún punto cardinal, falta de conciencia enriquecerse sobre el dolor ajeno. La suspicacia y el espíritu engañador de nuestros pobladores nace de la unión española, islas caribeñas vecinas, pero de nuestra madre patria España no heredamos grandes cosas buenas.

Es esta gran conquista, España envió para América gran cantidad de personajes de almas aventureras en todo sentido  de la palabra, esta semilla sembrada en nuestra tierra, crece y florece el mal pensar y actuar de nuestros paisanos, dañando así la buena imagen de nuestra guajira. 

Para el resto del país, principalmente en la zona del interior (cachacos) a nosotros los guajiros nos miran como si fuéramos traficantes de drogas, contrabandistas de cigarrillos y de muchos artículos.

Consecuencias de estos resultados, el gobierno anterior, nos trató como perros en misa, denigrando de nuestra región con una humillación muy alta, aunque dicha administración en parte tenía razón por el mal actuar, de forma muy seguida de nuestros gobernadores corruptos especializados en desfalcar el fisco, qué vergüenza con esta gente de pensamientos torcidos, conchudos algunos de ellos estando untados quieran seguir en la política.

El gobierno central a nuestra región lo hizo quedar como la osa mala del paseo, publicando en voz alta el mal actuar de nuestra región y formar así una gran cortina de humo y tapar los grandes descalabros financieros que tienen temblando el país, el porcentaje de corrupción en nuestro Departamento es mínimo y se queda cortico, ante el desfalco nacional, con razón las gallinas de arriba le echan flores a las de abajo.

Nuestros políticos no mostraron su cara para defendernos, su habilidad la muestra cortándole el paso a sus contendores y borrarlos del mapa político, no hacen ni dejan hacer.

Se ve llegar a pasos agigantados dependiendo de pequeñas migajas que el Gobierno central nos quiera regalar, tantas riquezas en nuestro suelo, pero no contrasta con tanta pobreza dañina.

En lo laboral las férreas muestras de egoísmo sobrepasan fronteras, ejemplo palpable al iniciar su obra El Cerrejon, la pugna interna entre guajiros fue tan letal si un funcionario nuestro trataba de  surgir, los demás compañeros le obstaculizaban el paso, como si estuvieran en un lodazal hasta el cuello y de ahí no lo dejaban salir, contrario sucedía con los barranquilleros y cachacos, a ellos le facilitaban todo para que pudieran sobresalir y alcanzar grandes posiciones, muy contentos con su mediocridad se conformaban con sus bajos puestos, pero todos a un mismo nivel.

Si cambiáramos nuestro pensar, enfocándonos únicamente el progreso y desarrollo de nuestra guajira, el futuro mostraría otra cosa.