La azarosa vida de Marilyn Monroe

Marilyn Monroe fue una despampanante estrella de cine, símbolo sexual de los años cincuenta. Es sinónimo de belleza, sensualidad, inteligencia y glamour. Su verdadero nombre era Jeane Norma Baker. Nació en Los Ángeles el 1 de junio de1926. Contrajo matrimonio tres veces. James Dougherty, escritor y policía, fue su primer marido, de 1942 a 1946. 

Ella tenía dieciséis años y buscó esa compañía por temor a volver al orfanato de Los Ángeles, donde había estado internada a temprana edad. Con el beisbolista Joe DiMaggio se casó en 1954 y convivieron nueve meses. El año siguiente la actriz se unió a Arthur Miller, director de teatro y escritor autor de las famosas obras ‘La muerte de un viajante’, ‘Las brujas de Salem’ y ‘Panorama desde el puente’, entre otras.

La vida de la futura actriz fue azarosa desde su infancia. Su padre abandonó el hogar y su madre sufría esquizofrenia paranoide. La inestabilidad emocional la condujo al consumo de licor y de drogas. Fueron infructuosos los esfuerzos de sus maridos por alejarla de esos vicios. Puede afirmarse que el único amigo de Marilyn fue Joe DiMaggio; después de divorciados continuaron frecuentándose y leían juntos poemas selectos. Arthur Miller, por su parte, conocía profundamente la intimidad emocional de Marilyn. Prueba de ello se refleja en su obra para el cine ‘Los desadaptados’ en la que la actriz trabaja con Clark Gable y Montgomery Clift. En uno de los diálogos el autor pone en labios de la actriz una frase que brota de su drama personal con Marilyn: “¿Puede un hombre sonreír cuando contempla a la mujer más triste del mundo?”

Aparte de sus uniones oficiales, Marilyn Monroe sostuvo relaciones amorosas con personajes del cine y el teatro: Elia Kazán, Yves Montand, Marlon Brando y Tony Curtis. Además se agregan los nombres de John F. Kennedy, Robert Kennedy y Frank Sinatra. 

Marilyn Monroe trabajó como modelo a partir de 1945 y apareció en conocidas revistas y en anuncios publicitarios. Cambió el color de su cabello y también su nombre de pila. Dos años más tarde actuó en la película ‘Años peligrosos’. Su filmografía incluye las películas ‘Damas del coro’ (1948), ‘Eva al desnudo’, ‘La jungla de asfalto’ (1950) y ‘Niágara’ (1953). Las películas que la convirtieron en estrella fueron ‘Los caballeros las prefieren rubias’ y ‘Cómo casarse con un millonario’, ambas de 1953. Además, filmó ‘La tentación vive arriba’ y ‘El príncipe y la corista’. Sin embargo, se dice que su mejor película fue ‘Con faldas a lo loco’.

En 1954 se filmó la película ‘La comezón del séptimo arte’ en la que el viento levanta la falda de la actriz en pleno centro de Manhattan. Se dice que ese episodio disgustó a DiMaggio, su compañero sentimental de ese momento, y al final produjo el rompimiento entre los dos. 

La crítica reconoce en Marilyn Monroe a una actriz inteligente, aunque su belleza tiende a opacar este rasgo de su personalidad. Son frases suyas: “No me importa vivir en un mundo de los hombres siempre que pueda ser una mujer en él”. “Estoy intentando encontrarme a mí misma como persona; a veces eso no es fácil de hacer. Millones de personas viven toda la vida sin encontrarse”. “Las mujeres que buscan ser iguales a los hombres carecen de ambición”. Marilyn Monroe murió el 5 de agosto de 1962 debido a sobredosis de droga. Su funeral fue costeado por Joe DiMaggio, quien ordenó poner flores en su tumba tres veces a la semana mientras él estuviese vivo. Con la serigrafía “Díptico de Marilyn”, famosísima obra de arte, el estadounidense Andy Warhol rindió un perdurable homenaje a la destacada actriz.