La custodia histórica desaparecida de Albania

El pasado 19 de marzo Albania cumplió 21 años de vida institucional como municipio; 21 años donde pudo haber tenido todo, bien lo dijo Álvaro Uribe cuando era presidente en un evento en Maicao, teniendo en cuenta los recursos que por ese entonces les llegaban por regalías: ‘la Suiza Colombiana’.

Pero hoy si sigue como está, va a convertirse en uno más de los pueblos que Eduardo Galeano en su obra magna de las venas abiertas de América Latina, los llama: ‘Don Tuvo’; para la historia nuestra.

21 años de ese 19 de marzo del 2000, día de San José, Patrono de Maicao; día escogido para publicar la ordenanza del nuevo municipio.

Hoy, 21 años después parece que en Albania se le robaron la custodia de esos momentos históricos, parafraseando la canción de Escalona: ‘la custodia de Badillo’; hoy se celebra el día del nuevo municipio, pero se carece de la memoria histórica y los reconocimientos Institucionales que deben dársele aquellos que lucharon, que muchas veces derramaron lágrimas, pasaron hambre, caminaron bajo lluvias, que para cristalizar esta iniciativa incolume, al principio les tocó esconder su propósito al pueblo que no creían en ellos; hoy ni una sola mención, reconocimientos o homenajes o que simplemente se hubiera recuperado esa memoria histórica de un pueblo bravío, leal y noble; bien dice el adagio: “nadie sabe para quién trabaja”; lo mismo pasó con Bolívar, que tuvo que morir en casa de un español perseguido por aquellos que liberto’, en casa de uno contra quién luchó; San Martín en el cono sur tuvo que huir y morir en el destierro en Europa, como viven muchos profesionales nuestros por falta de oportunidades.

Es lamentable ese desconocimiento institucional y es lastimoso, porque hay que reconocer que no se sabe dónde se está, que se desconoce de dónde se viene y menos sabe hacia dónde se va; no existe una carta de navegación o hoja de ruta viable, que indique el camino a seguir, que contextualice el escenario donde estamos, visionando hacía dónde vamos.

Hoy cuando existe un temor hacia su destino en el futuro próximo; lo que está sucediendo en la mina, se escuchan mucha incertidumbre, que es por el precio internacional, que es porque muchos países compradores del mineral, a partir del 2025 dejarán de hacerlo; es hora que tomemos consciencia y despejemos de penumbras nuestras mentes y dejemos entrar en ella la luz, es hora de escuchar las voces del conocimiento.

Un municipio surgido entre árboles de calabazo, descendientes de los negros que escapaban de su esclavitud hacia los palenques y de muchos que fueron puestos libertos aquí de las Antillas Menores; de un pueblo que el año 1850, lo quemaron los indígenas llamado Moreno y un hecho histórico importante en su territorio, la famosa Parroquia Bolívar que quedaba en el sitio de paso conocido como Soldado; que fue Capital de La Goajira, que surgió del único proyecto del gobierno nacional para La Guajira, que tenía como objetivo someter al pueblo Indígena Wayuú al establecimiento de la nueva Nación e ir diluyendo lo que quedaba de la gran Nación Wayuú; otro olvido de la custodia Histórica de Albania; dicha Parroquia más conocida como Soldado, desapareció en el año de 1882 con la quema de los Indígenas por el incumplimiento del gobierno en salud, Educación y saneamiento básico; lo único que se salvó fue el santo, San Rafael Arcángel que es el mismo de Albania; que fue entregado por el Señor Rodolfo Solano Solano, fundador del corregimiento de Los Remedios que igual que la Señora Digna Gil, de Cuestecita; son otros olvido de la desaparecida custodia Histórica de Albania; el ‘Señor Rodo’ como era conocido este histórico personaje, fue quién en un concejo comunitario sugirió el nombre de Albania, en honor a un General Conservador de apellido Albania que había visitado está zona; concejo comunitario que se dio en el año de 1935 con la reorganización administrativa de la Comisaría Especial de La Guajira por el Capitán Eduardo Londoño Villegas, a quién le gustó el nombre, porque tenía una hija llamada Alba; ‘El Señor Rodo’ fue el padre del primer Concejal de esta “tierra de los Joscos”, Olimpo Pérez Solano, quien convirtió a la vereda de Los Remedios en corregimiento y le regaló el santo de San Antonio de Padua al pueblo, otra memoria histórica que no aparece en la Custodia desaparecida de Albania.

Ya para terminar tampoco aparece la memoria histórica de los ‘Valientes Joscos’ de estirpe conservadora en los tiempos de la Guerra de los Mil Días de José Manuel Sierra y demás coterráneos que al vencer y capturar a un General Liberal, este en una proclama a sus vencedores por su arrojo y valentía, los llamo: “Valientes Hoscos” y no somos Hoscos por malos anfitriones, porque la verdad no fuera tan fácil como se va la riqueza de Albania hacia fuera; somos Joscos por la valentía en combate de nuestros ancestros; otro olvido de la desaparecida custodia Histórica de Albania.