La empresa pública de energías de La Guajira

´La creación de la empresa pública de energías La Guajira es posible y además de posible es absolutamente necesario.

La sociedad civil liderada por el actual gobernador tiene un reto enorme abanderar la gestión para definir el esquema de participación de La Guajira en los proyectos de energía eólica desarrollados en nuestro territorio, de ese resultado dependerá la suerte de las futuras generaciones del Departamento.

La empresa de energías de La Guajira participaría como socio estratégico y no como operador del proyecto, esta empresa pública tendría como objetivo posibilitar la participación de La Guajira en el desarrollo de proyectos de generación de energía eólica y una función no menos importante, la gestión de activos estratégicos e intereses del Departamento en sectores energéticos, portuarios y logísticos.

La gestión de activos estratégicos no es un tema menor, solo para colocar las cartas sobre la mesa, por ley una vez terminada la operación del Cerrejón, la cual cada día está más cerca, activos como la vía férrea, el puerto en Puerto Bolívar revertirían a la nación, es decir, se entregarán a la nación.

No sería justo que una vez estos activos reviertan a la nación esta los conceda a foráneos. El desarrollo y la gestión comercial de esos activos son actividades de mínimo riesgo y gran beneficio económico. Beneficio que debe terminar en las arcas de nuestro departamento.

El puerto en Puerto Bolívar es el puerto más grande de Colombia, Barranquilla con toda su inversión y desarrollo apenas hoy le apuesta a construir su puerto de aguas profundas, una obra valorada en 500 millones de dólares.

La administración pública moderna está llena de casos de éxito en donde empresas públicas han gestionada recursos estratégicos de sus regiones, el caso más emblemático son las Empresas Públicas de Medellín.

La EPM transfiere en promedio a la ciudad de Medellín 1.5 Billones de pesos anuales como resultado de su actividad operacional, lo que representa para el municipio el 30% de su presupuesto.

La participación de La Guajira en los proyectos eólicos debe ocupar un lugar preponderante en la agenda política del Departamento, la definición de un esquema propicio de participación direccionará las finanzas del Departamento.

De hecho, nuestra pretensión no sería contra natura, la participación accionaria de las comunidades locales en los proyectos de generación de energía eólica es una tendencia mundial, en países como Dinamarca ya se ha estipulado por ley que la comunidad debe participar como mínimo en un 20% de propiedad del proyecto.

Son innumerables los proyectos en Australia, Reino Unido, Alemania, India y Estados Unidos que utilizan distintas variables que permiten la participación de la comunidad en los beneficios del proyecto, siendo así, que en La Guajira se desarrollen proyectos de generación de energía eólica y no se establezca participación concreta en los beneficios de la actividad seria un total despropósito.

Cabe destacar que la propiedad colectiva o la participación local en los proyectos de generación de energía tienen un profundo impacto social debido a que disminuye los conflictos entre los distintos actores.

De esta forma, la empresa pública de energías de La Guajira se convertiría en el medio a través del cual se gestionaría la normativa para que La Guajira se convierta en clúster de investigación y fabricación de la industria de energía renovable.

La Guajira está llamada a convertirse en potencia mundial en generación de energía renovable, es nuestro deber convertirnos en centro de investigación y desarrollo de estas nuevas tecnologías. Allí la Universidad de La Guajira junto a la empresa de Energías de La Guajira tienen que jugar un papel preponderante.

Es disruptivo hablar de inversión en ciencia y tecnología en un departamento con un alto índice de necesidades básicas insatisfechas, pero está demostrado que es la inversión que mayor rédito da en el tiempo aunado a su profundo impacto social

La inversión en ciencia y tecnología no es un lujo es un deber si queremos superar nuestra situación apremiante.