La Guajira necesita un nuevo despertar….

Reiteradamente para estos tiempos se pueden divisar y escuchar a lo lejos los slogans sacados para los “Nuevos” políticos en sus campañas proselitistas que siguen viendo como imbéciles a los que los eligen en esta oportunidad, para continuar gobernando o iniciar un nuevo gobierno en el departamento La Guajira, la misma que en menos de cuatro años ha tenido 11 gobernadores.

Asimismo su capital Riohacha, ha logrado ser administrada por 7 alcaldes entre electos, encargados y designados, debido a estos hechos se ha producido una gran fuente de escándalo y de corrupción que hoy se puede reflejar a nivel nacional, esta situación nos debe poner en alerta porque tenemos la obligación urgente de despertar e intentar restaurar el orden moral de la clase política, pero sobre todo de las gobernantes de nuestra tierra.

Lo paradójico de esta situación es que hemos sido nosotros mismos los guajiros electores que hemos permitido que esta situación continúe igual porque no se puede esperar un resultado diferente cuando hacemos todo de igual forma, en todos los comicios hemos elegido a nuestros representante y gobernantes de manera equivocada, dándole facultad a los mismos para que continúen gobernando los destinos y los recursos de La Guajira.

La triste realidad es que el Departamento se encuentra intervenido en el sector de educación, agua, y salud, por supuestas irregularidades las cuales parecen no tener solución porque continúan de mal en peor.

Con decepción hoy solo puedo observar la lucha por el poder la cual me recuerda una serie de frases que elaboró Maquiavelo a los que dio nombre de los diez mandamientos de la política y ellas son: “Vela solo por tus intereses; no honres a nadie más que a ti mismo; haz el mal, pero finge hacer el bien; codicia y trata de obtener todo lo que puedas; sé miserable, sé bruto, engaña al prójimo cada vez que puedas; mata a los enemigos y sí es necesario a los amigos; usa la fuerza en lugar de la bondad cuando trates con el prójimo; y haz el mal de una sola vez y el bien, poco a poco”.

En estas diez frases que mencionó Maquiavelo en su política se puede adaptar muy bien al contexto que se vive en el departamento de La Guajira, debido a que no hemos hecho absolutamente nada para superar estos males para elevar la conciencia cívica de nuestro pueblo, por su parte los gobernantes que han resultado elegidos tampoco han hecho ni siquiera un ínfimo esfuerzo de política realista para corregir los problemas sociales, convirtiéndonos en uno de los departamentos de Colombia más pobres y olvidados.

La Guajira necesita encender la llama de la participación cívica ciudadana y la toma de conciencia de una realidad, social y cultural, en estas próximas elecciones no permitamos que la vida social-política de La Guajira, se vuelva cíclica, repetitiva y los políticos se conviertan en sepultureros de los actores que repiten su papel en la obra.

La Guajira necesita un nuevo despertar…