La Guajira, una manada ante el depredador

Teniendo en cuenta la celebración de un año más de la creación como Departamento ¿dónde está el proyecto-Departamento? ¿dónde está la visión?

Las bonanzas guajiras desde la perlera desde 1548, la marimbera, la del carbón, gas, sal y la eólica, no ha dejado nada por nuestra mala cabeza. Solo cigarrillo, ron, armas, muerte y derroche.

No tenemos consciencia de inversión empresarial, sino de derroche de ostentación, pura frivolidad, vida ficticia que no pertenece a la realidad, solo está en nuestras cabezas y el que si tiene consciencia los acorralan con burlas, mentiras y piedras en el camino; la envidia en todo su esplendor.

La única bonanza que hemos heredado fue de las buenas cabezas de esa gran nación wayuú que existió antes que llegarán los españoles y que hoy nos sigue alimentando, a pesar de estar amenazado cada vez por nuestra falta de visión al elegir a representantes al Congreso y a nuestras autoridades, gobernantes que hacen pequeñas cosas por algo que es tan inmenso para nosotros, como es ese mercado natural Caribe al cual nosotros pertenecemos, necesitamos su institucionalización.

Ya está bueno del Fondo de Gratificaciones como cultura política que heredamos desde 1835; está bueno de que seamos como las manadas de los herbívoros en la cadena de desarrollo de los pueblos, que corren cada quien a salvar su vida: el interés personal, no tenemos consciencia del interés colectivo; sufrimos de un ego dañino, la soberbia, ser mejor que mi vecino; seamos depredadores como la hiena, que su fuerza es la unidad, a las hormigas el trabajo en equipo, a las abejas una causa común, la reina. ¿Cuál es la reina nuestra? ¿La causa común?; La institucionalización de nuestro milenario mercado que era ante de esta nación.

La Guajira nunca ha institucionalizado sus intereses; sus intereses son de otros y los defendemos como nuestros; La Guajira sigue siendo colonizada y conquistada por intereses de afuera.

La ley de la frontera es la institucionalización de los intereses de los ciudadanos de la frontera, debe ser elaborada con ellos y no por intereses centralistas de una ciudad-Estado en expansión; es hora que en Colombia se dé el paso de Departamentos Federados; es hora de la evolución del centralismo al federalismo; cada departamento tiene sus causas e intereses.

El guajiro debe entender una cosa, no son las causas de caudillos nacionales que debemos defender, es la causa-Guajira la que debemos defender; aquí en este país no existen ideologías políticas, existen intereses representados en líderes convertidos en caudillos por el fervor emocional de los pueblos y de los intereses de los promotores que están detrás.