La importancia de una buena negociación

El reciente paro del mes de junio es consecuencia del incumplimiento de los acuerdos pactados en el mes de marzo de 2019, cuando transportadores y comisión del gobierno, con la asistencia de representantes y líderes locales, se reunieron y acordaron en un plazo no mayor de tres meses, iniciar los trámites necesarios para darle solución al gran problema del corredor vial que comunica el sur de La Guajira con el norte.

Este paro, suspendido por 12 días y por acuerdo entre las partes negociadoras, junta organizadora y el Gobierno nacional, representado en la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, quien se comprometió a la reanudación de las negociaciones para el próximo 10 de julio en Fonseca con un consejo de ministros, director de Invías y líderes sociales de transportadores, comerciantes, sindicatos y comunidad. Esta situación ha despertado muchas expectativas, las cuales siempre estarán encaminadas a la solución de la problemática que ha venido padeciendo el departamento de La Guajira.

Una de esas expectativas está centrada en la asistencia del grupo negociador del Gobierno central, ya que están acostumbrados a dejarnos como “la novia de barrancas”, esperando. Otra es quienes serán los negociadores por parte de la junta organizadora del movimiento cívico, ya que los del gobierno vendrían con directriz precisas y se requiere de mucha cautela para poder controvertir las propuestas que traigan, que en su conjunto nunca son benéficas para los guajiros. Por esta razón, siempre es importante tener claridad sobre las exigencias que se realizarán, sino tener un buen enfoque de lo que necesitamos y queremos y esto lo podemos lograr teniendo buenos asesores que, con su conocimiento y experiencia, nos enseñen a definir lo esencial y poder decirle “no” a lo que no nos favorece y asimismo los puntos negativos que nos ofrezcan.

Es cierto que todos tenemos esa capacidad y disposición de liderar un proceso social, contribuir a la solución de cualquier problema, pero no tenemos el conocimiento necesario para todos los problemas. Por tal motivo, es importante recibir asesorías de profesionales especializados en los temas a tratar. Esta observación hace claridad en que es fundamental que la Organización cuente, dentro de la junta, especialmente los que se sentarán a la mesa negociadora, con buenos negociadores que tengan habilidades para influir y realizar una buena negociación con acuerdos viables y benéficos para la región.

Claro, si queremos lograr un buen consenso a un nivel importante, no podemos olvidar que es una tarea difícil, por lo que se requiere de una planificación diseñada por expertos en los tópicos que se tratarían en este nuevo encuentro.

El pueblo guajiro en estos momentos tiene ese sentido de informidad, pero no es la razón para que los negociadores que nos van a representar en la mesa ante el consejo de ministros y los otros delegados gubernamentales, crean encontrar o lograr los objetivos pensando todo el tiempo en que las “cosas siempre se han hecho así”. No cometamos este craso error, nos dejarán con los mismos problemas y no tendremos jamás una buena negociación.

Por eso, es necesario observar las distintas perspectivas que faciliten identificar plenamente los problemas, pidamos las asesorías respectivas al tema y darles una solución correcta, así podremos tener una buena negociación.