La matriz Dofa de Villanueva

La matriz Dofa, una herramienta gerencial en lo privado y en lo público, la he aplicado en esta columna para Villanueva, otrora municipio de prosperidad económica, de centro de despegue del agro y de posicionamiento como centro cultural y político de un pasado que nos enorgullecía a los villanueveros.

La gran debilidad que hoy posee este municipio es sin lugar a dudas, la falta de liderazgo, que se perdió hace rato, no sé si por la subversión que hizo mella en ella, o por la corrupción alarmante que ha permeado a gran número de líderes en todos los órdenes o por la carencia de un relevo generacional que ha sido inferior a esos grandes dirigentes que colocaron a Villanueva en el primer plano: Rodrigo Dangond Lacouture, Román Gómez Ovalle, Luis Felipe Ovalle Isaza, Milton Habib Molina, Silvestre y Manuel María Lacouture Dangond, Luis Carlos Lacouture Daza, Ospicio Baquero Herrera, Canopan Cabello López, Luis Beltrán Dangond Ovalle, ‘Enriquito’ Orozco Dangond, Francisco Mendoza, Rafael Lucas Martínez, ‘Pepe’ Orcasitas, ‘Chema’ Aponte, ‘Chema’ Olivella, José Orozco Gámez, Jaime Daza Almendrales, Narciso Guerra Torres, Rodrigo Daza Cárdenas, Juan Manuel Daza Mojica, Julio Guillermo Bula, entre otros, hoy lo que existe es una “montonera” de seudosdirigentes que se preocupan más por sus beneficios personales que por un beneficio colectivo de la comunidad y de su municipio. Pero para fortuna hoy han salido buenos pollos como reemplazo de esos grandes que tuvo la ‘Cuna de Acordeones’, me refiero a José Jaime Vega, Luis Alberto Baquero Daza, Claudia Robles Núñez, Diego Baquero Altamar, José Joaquín Vence, Osvaldo Díaz Rodríguez, Wilder de la Hoz Rodríguez, Jaime Luis Lacouture Peñaloza, Harold Pavajeau Ovalle, Jaime López García y Luis Fernando Carrillo, entre tantos buenos líderes jóvenes con que cuenta Villanueva hoy.

Debilidades. Déficit de vivienda, cuantificado en más de 1.500, falta de terminal de transporte, mala calidad del agua e insuficiencia del acueducto para cumplir con un servicio en calidades óptimas, inadecuada e insuficiente uso del espacio público, deficiencia en el uso de la plaza del mercado público, vías terciarias en mal estado en todo el sector productivo, pero es bueno reconocer el liderazgo del exalcalde Luis Alberto Baquero Daza, quien dejó adelantado parte de la autopista de las vías terciarias en construcción en la vía sierra negra y otras adjudicadas en las vías planas hacia las veredas como El Eneal, Los Zanjones y Veracruz; desarrollo deficiente de ciencia y tecnología, funcionamiento y ubicación inadecuada de la biblioteca pública, ausencia de cultura ciudadana, deficiencia de líderes de gestión comunitarios, no existe conectividad en el sector productivo: electrificación, agua y vías; red hospitalaria deficiente, no existen alianzas estratégicas para sacar adelante al sector productivo, falta de una oficina para el desarrollo de la juventud, entre otros.

Oportunidades. Nuevo sistema general de regalías, en el cual se asignaron recursos en el 2012 por $815 millones, valores que distribuye el Gobierno de acuerdo a las cifras que entrega el Dane sobre pobreza, en la cual existe una mala información, para 2013 se asignaron recursos por el orden de 1.800 millones, porque para el 2019 el índice de pobreza de Villanueva era de 31%, es decir el segundo municipio más próspero en La Guajira después de Fonseca, lo cual no es real porque el índice de pobreza en Villanueva debe estar por el orden del 50%. Si corregimos estas cifras, este año podría llegar un ingreso mayor por regalías, para los próximos años. Otra oportunidad es que como zona fronteriza genera oportunidades de exportación de productos agropecuarios, el cambio que se debe hacer en Uniguajira extensión, la ley 1052 del 2006 que declara patrimonio artístico al ‘Cuna de Acordeones’, pero hay que reglamentarla cosa que no se ha hecho. Fortalezas. Interventora de tierra apropiada para el sector agropecuario, existe un desarrollo urbanístico y arquitectónico y se debe conservar las construcciones republicanas que existen en el municipio, matadero regional de los mejores en la región y que cuenta con la aprobación del Invima, ubicación geográfica fronteriza con Venezuela, existe un inventario de minerales que no han sido explotados y que se convierten en una gran reserva para Villanueva, excelente café gourmet, lo que debe generar oportunidades de negocio para el sector caficultor, paisajes naturales para desarrollar el eco y el etnoturismo, imagen nacional e internacional de Villanueva por el Festival Cuna de Acordeones, una gama de profesionales de los mejores en todas las áreas lo que hace a Villanueva competitiva en producción y tecnología.

Amenazas. Destrucción ecológica del ecosistema del Cerro Pintao, lo que traería como consecuencia, si no se atiende a tiempo esta alarma, un déficit de agua tanto para el consumo como para su desarrollo productivo, pero gracias a los oficios del líder villanuevero en el sector ambiental y consejero de Corpoguajira, Harold Pavajeau, está liderando para que este gran ecosistema se convierta en parque natural, una gran obra para enmarcar. La otra gran amenaza es que el municipio está con una deuda con la banca privada por $3 mil millones y que comenzó a hacerse efectiva a partir de agosto de 2013, de los cuales el alcalde saliente Luis Alberto Baquero Daza abonó al préstamo más de $1.500 millones, además de un posible déficit fiscal por el orden de $2.500 millones por demandas y acreencias que tiene Villanueva, que en la mayoría de los casos no fueron de esta administración. Es en términos generales la matriz Dofa aplicada a Villanueva. El alcalde actual tiene un gran reto, compromiso y responsabilidad para sacar adelante a este municipio que se destacó por su liderazgo en todos los órdenes a nivel departamental y regional.