La misma cantaleta

Como dijera mi inolvidable padrino y buen amigo Alfonso ‘Poncho’ Cotes en el mejor merengue que tiene el vallenato, Tiempos Idos, “los nombres de mis amigos se amontonan en mi mente” a mí los problemas del Valle también se me aumentan en la cabeza porque me preocupan y me he vuelto obsesivo en su crítica, principalmente en lo que atañe al interés colectivo, ya que lo general prima sobre lo particular. Yo no sé cómo decirlo, ha sido tema de muchas columnas y ha sido un martilleo incesante, para que las autoridades municipales comiencen por arreglar en su totalidad las principales vías del centro de la ciudad que son las más transitadas y donde más se siente y se ve el daño que las troneras hacen en nuestros vehículos; cómo haremos para que entiendan que la novena está destruida porque comenzaron a taparle los huecos y no terminaron, que lo mismo pasa con la 17 y los terraplenes que en algún momento construyeron para las desaparecidas ciclovías, con la Décima, con la Séptima y con todas las calles y carreras del centro, al cual hay que darle preferencia y no estar remendando por aquí o por allá, donde vive el compadre o el familiar o en mi barrio preferido.

Alcalde, eso déjelo para después que se arregle el corazón de la ciudad, qué hace con hacerlo parcialmente, eso es como arreglar un perol esfondao’ y dejarle uno o dos huequitos, no se ha hecho nada porque los líquidos se salen y el perol no se puede utilizar, haga caso alcalde, no a mí, sino al clamor de la ciudadanía, los comerciantes, a los banqueros, a los industriales, a los hoteleros y especialmente a los que tenemos carro que vemos como se deterioran y destruyen cuando caemos en un cráter de esos.

¿Qué pasa con Emdupar? Es asombroso la cantidad de usuarios que día a día van a hacer reclamos, ya la sala de espera es insuficiente y es urgente que instalen otras sillas para esperar cómodamente, donde estará la falla para tantos reclamos o será que la gente reclama por capricho. Yo creo que no y estoy convencido que la gran mayoría tiene la razón, pues a nadie le gusta ir a perder un día en un reclamo injusto. Ahí lo fácil lo enredan y lo difícil lo vuelven un hilo de pelotica.

El caso del tránsito vehicular da para escribir un libro, pero por lo pronto señor secretario de Tránsito, día a día en el Valle hay más carros y como consecuencia más trancones debido a la inoperancia de esa seccional, porque no se ha continuado con el programa de ordenar las vías tal como se comenzó en el barrio Novalito con óptimos resultados, para eso no se necesitan estudios ni baratos ni costosos, al que le tocó le tocó la dirección que se le asigne; por lo pronto le recomiendo la calle 19 C, eso es una locura o cualquiera de cualquier barrio. Salga y vea que lo que le estoy diciendo no es mentira y aproveche para ordenar el tiempo de los semáforos que están desvirolaos.