La necesaria cohesión en comunidad indígena de Provincial

La reacción de un sector minoritario de los líderes de la comunidad indígena de Provincial, orientados por el colectivo de abogados “José Alvear Restrepo” –Cajar–, una activa ONG opositora a la minería, mediante comunicado con fuertes e infundadas acusaciones en contra de Cerrejón por un informe que esta empresa emitió sobre unos acuerdos alcanzados con la mayoría de los líderes, o autoridades tradicionales, incluido el gobernador del cabildo, evidenciaron la perniciosa e inconveniente división que existe entre los líderes de esta comunidad indígena vecina del complejo minero.

Esos acuerdos, que fueron logrados mediante el diálogo transparente y con actitud constructiva, contemplan las acciones a desarrollar conjuntamente para cumplir con el fallo de la Corte y están orientadas a beneficiar a toda la comunidad. En el documento firmado se incluyó el compromiso del gobernador, y del sector mayoritario de las autoridades tradicionales del cabildo, de socializar ese plan con toda la comunidad, invitando a participar al sector minoritario de los líderes en oposición; sin cumplir ese paso no se iniciaría su implementación.

Durante el 2019 y primer trimestre del 2020 tuve la oportunidad de dirigir el proceso de relacionamiento con los líderes de esta comunidad, en el que tuve la grata vivencia del profundo respeto con el que Cerrejón trata a esta comunidad, como en general lo hace con todas las comunidades, mediante un permanente y fluido diálogo, en el marco de su política de responsabilidad social y con la práctica de los más exigentes valores éticos, orientado a identificar conjuntamente las soluciones a las necesidades colectivas. Hay claras evidencias de que Cerrejón, como resultado de un largo proceso de relacionamiento, ha hecho muchos aportes que han contribuido a mejorar la calidad de vida de los miembros de esta comunidad.

Entre esos aportes se destaca una finca de 490 hectáreas de tierra fértil, ubicada en la Serranía del Perijá, que Cerrejón les donó para proyectos productivos de agricultura y ganadería, para lo que se constituyó un fondo financiero a favor del resguardo para hacer inversiones en infraestructura y compra de animales, semillas y herramientas requeridas para el proceso de producción de carne, maíz, frijol, plátano, guineo, aguacate, yuca y ahuyama, los cuales son compartidos por la comunidad. Igualmente se destacan el mejoramiento de 80 viviendas, la actualización y mejora del sistema hídrico –el micro acueducto de la comunidad–, la construcción de vías internas con placa huella, el mantenimiento de la vía a la finca, las becas de estudio para los jóvenes, y los programas realizados para la prevención de enfermedades en la comunidad en coordinación con las entidades de salud, entre otros.

Esta es solo una muestra de los beneficios que la comunidad ha obtenido con su buen relacionamiento con la empresa Cerrejón, lo que la convierten en modelo a seguir en el país; afortunadamente el gobernador del cabildo, acompañado de la mayoría de los líderes –Autoridades Tradicionales– entendieron que ese era el camino acertado y han actuado buscando siempre unas mejores condiciones de vida para los miembros de su comunidad.

Es claro que la actual división que existe entre los líderes es perjudicial e inconveniente, pues no contribuye a agrandar el pastel de beneficios que pueden obtener. Ojalá los cuatro líderes indígenas de la comunidad que están en oposición utilicen sus espacios de reflexión para buscar la unidad de criterio y acción con la mayoría y aprovechen esa gran oportunidad que les ofrece Cerrejón. También es muy deseable que el Cajar no siga interfiriendo la autonomía de esos líderes, poniendo los intereses colectivos de la comunidad por encima de sus intereses ideológicos. Al final, si Cerrejón se va también se irán ellos, dejando a esta comunidad con sus frustraciones y muchas necesidades insatisfechas. Aún están a tiempo de evitar futuras lamentaciones por no aprovechar las oportunidades que se presentan. El proceso de socialización de los acuerdos alcanzados es una coyuntura favorable para esa necesaria cohesión.