La novia de ‘Toño’ Fernández

Anoche comí chorizo con queso de búfalo, aceitunas, tomates, berenjenas y otras cosas raras que, según Alejandra, no engorda, pero de que llenan, llenan. Estaba tan sabroso que repetí y el problema del goloso es que después anda uno apurado por la hartura.

Después me puse a ver la serie «Las muñecas de la mafia» y me dormí al poquito tiempo. Empecé a soñar que estaba en el patio de mi casa y Alejandra me llamó preocupada.

—Imagínate que ‘Toño’ Fernández dejó a Elvira por una pelaíta.

—No creo eso.

—Como tú eres casi hermano de ‘Toño’, habla con él para que recapacite, pero no le digas que yo te dije. Di que te enteraste en la calle.

Enseguida llamé a Toño y me dijo que estaba en la peluquería, donde Eliécer. Le comenté que necesitaba verlo urgente, que me esperara allá. Al cabo rato llegué y encontré a Eliécer tiñendo de amarillo el pelo blanco de ‘Toño’, parecía Donald Trump.

—Ajá ‘Fico’, tenía rato de no verte.

—He estado ocupado en la finca. Ayer estaba en el Centro Comercial Guatapurí y escuché, no sé si a Óscar Daza o Pedro Alberto Castro, que tú dejaste a Vira por una novia.

—Es verdad. Me conseguí una hembrita de 20 años. ¡Divina!, que cosita tan hermosa.

—Pero, ‘Toño’, no tenías que irte de la casa.

—Cómo no me iba a ir, si a mi casa se presentó Vira con el combo del Peaje con un palo de escoba y me cogieron a escobazo. Prácticamente, me echaron.

—Mira, ‘Toño’, tú sabes que somos hermanos. Déjate de pendejá y regresa a la casa.

Dile a Eliécer que te ponga el pelo blanco otra vez y arregla las cosas con Vira. Ella es una excelente mujer. No vas a encontrar otra mejor.

En eso apareció una monita, de ojos claros, boca sensual, un cuerpazo, mejor dicho, un bollazo, y ‘Toño’ le dijo: «Ven, amorcito bello, y te presento a ‘Fico’. Mira ‘Fico’ esta es mi novia ‘Toti’».

Yo quedé sorprendido al ver a esa muchachita tan linda y le dije a ‘Toño’: «Ve, ‘Toño’, y no habrá otra pa’ mí. También me pongo mono y me voy de la casa».

En eso me desperté riéndome y le conté el sueño a Alejandra, y me dijo: «Al menos ‘Toño’ parecía Donald Trump, pero, tú, gordo y mono, vas a quedar como el ‘Mono Cuco’.

Más bien, anda a bañarte que nos vamos pa’ Riohacha a comer tortuga».