La octava estrofa de nuestro himno nacional

Los que hemos tenido muy de cerca las letras de las estrofas de esa composición lírica, cuyo autor es Rafael Núñez, nos tropezamos con la octava estrofa de nuestro himno y no me permite mayor claridad en el significado de la misma.

Las anteriores estrofas, honran a personajes, destacan a lugares de nuestra geografía donde se llevó a cabo la lucha bravía o surgió la hecatombe como el caso de San Mateo. 

De las mencionadas estrofas de nuestro himno, nos detenemos en algunas, con el fin de comprenderlas y con fervor y orgullo patriótico cantamos:

“Del Orinoco el cauce                                        

se colma de despojos;

de sangre y llanto un río

Se mira allí correr,

En Bárbula  no saben

las almas ni los ojos,

Si admiración o espanto,

sentir o padecer

Cada estrofa es una leyenda, una historia, un acontecimiento.  Otro poeta inspirado, también le canta a la madre patria cuando dice: 

“Salud adorada bandera que un día,

Batiendo sus pliegues allá en Boyacá,

Sellaste por siempre la lucha bravía,

De un pueblo que ansiaba, tener libertad”

Orgulloso y lleno de júbilo, el patriota entona la Oración Patria diciendo:

“Colombia patria mía, te llevo en mi corazón,

Y espero verte siempre grande, respetada y libre”

La inquietante inicial de conseguir una verdadera interpretación de la referida estrofa ya que a mi parecer, esta parte en que se divide el poema, se aleja de la descripción que configura las anteriores. 

Me permito decir que, la mencionada estrofa se aparta de las demás.  Anotemos su contenido:

“La virgen sus cabellos,

Arranca en agonía,

Y de su amor viuda,

los cuelga del ciprés,

Lamenta su esperanza

que cubre loza fría,

pero glorioso orgullo

circunda su alba tez.

Me gustaría que cualquiera de los colegas, se refiriera a esta estrofa y me brindaran mayor claridad.

Reitero mi incomprensión y  espero, agradeciéndoles una explicación detallada de lo que el poeta Núñez ha querido decir, dándome una clara y detallada enseñanza en cuanto a redacción y significado de las palabras usadas en la narrativa convertida en verso.

Ojalá que pudiera encontrar un miembro de la Academia de Historia que pueda aclarar mi incertidumbre y a lo mejor a muchos estudiantes de licenciaturas en ciencias sociales y por qué dudarlo, de alguno de nuestros colegas columnistas.

Hay detalles que como éste se convierten en problemas, más tarde son echados al olvido.

Acostumbrados a escuchar expresiones como:

“Del hombre los derechos

Nariño predicando,

El alma de la lucha

Profético enseñó

Ricaurte en San Mateo,

en átomos volando,

Deber antes que vida”

con llamas escribió,

A orillas del caribe,

hambriento un pueblo lucha,

horrores prefiriendo

a perfida salud.

Oh si, de se nos hace extraño escuchar la narrativa en la referida estrofa que, si mal no me acuerdo, tiene un origen griego que, en la mayoría de sus estrofas, nuestro himno narra en gran parte nuestra historia.