La odisea de las clases virtuales

El regreso a clases más que una oportunidad a la era de la virtualidad, al desarrollo de las redes sociales, a la vanguardia de la tecnología, se puede convertir hoy, en un futuro incierto en estos momentos para los miles de estudiantes tanto de instituciones públicas como privadas, en La Guajira. Los hogares, no solo no cuentan con herramientas tecnológicas, un computador y/o tabletas, sino que tampoco tienen conectividad.

Como avanzar en sus estudios desde la distancia, el aislamiento y sin los implementos necesarios y prioritarios para tener una educación de calidad. Es un esfuerzo donde padres de familia, estudiantes, educandos y gobernantes, deben hacer un frente común, para salir adelante con el calendario escolar, pero qué hay de la calidad… ¿Realmente nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes será que si quedan bien preparados para seguir afrontando los grados siguientes y retos que les depara la vida? ¿Será que las instituciones educativas están preparadas para afrontar la situación que hoy vivimos frente a un Covid-19 y desigualdades sociales.?

Hoy por hoy, hay un sin número de hogares en La Guajira, estudiantes y padres de familia estresados por la incertidumbre de cómo cumplir ante los requerimientos de sus actividades escolares. Estudiar se convierte en toda una odisea para muchos jóvenes y padres de familia, y qué decir para los educandos. Hacen de todo para poder seguir aprendiendo y cumplir. Pero para aquellos que realmente no tienen cómo hacer, no tienen conectividad, les toca esperar que les lleguen sus guías académicas a sus casas, mientras los demás estudiantes van avanzando, y qué decir de los que viven en zonas rurales… se siguen abriendo las brechas de desigualdad social, aún mas, entre unos y otros, entre los que tienen recursos para la tecnología, entre aquellos que siguen teniendo mayores oportunidades que otros.

Seguimos viendo como las personas de menos recursos siguen padeciendo y las sigue golpeando la vida por las diferentes circunstancias y por todo, ahora no solo es la salud, vías de acceso, derecho a agua potable todo el año, ahora es canal directo a la educación y condiciones dignas para su acceso.

¿Realmente el departamento de La Guajira está preparado para dar clases virtuales?