La polarización en alza

Cuando uno lee las redes sociales de los acontecimientos que ocurren en Villanueva, se puede dar cuenta de que el tema político nos mantiene en una polarización sin límites. Existen personas que todo lo critican.

En sus malquerencias no existe la palabra compasión. Pareciera que sus propios fracasos y su propia mediocridad los vuelven inclementes contra aquel que está siendo exitoso, en especial como funcionario público. Con la falta de cultura ciudadana y de educación de sus habitantes, Villanueva se ha convertido en un pueblo muy polarizado. En este pueblo todo lo polarizan. Nada les huele, todo les hiede. El tema político es el que más conduce a esta polarización. Como dice un amigo, “nada les acoteja”. Si hace es porque hace y si no hace es porque no hace, reza el refrán.

Todo lo critican. Llegaron unas buenas obras a Villanueva gestionadas por el alcalde Luis Alberto Baquero Daza y también las han criticado. Aquí la política pareciera que fuera de la mala y no de la buena. Calles y carreras pavimentadas por doquier, en especial en el barrio El Hormigueral, que estaba olvidado por muchos años en esta clase de obras. Pavimento con la mejor calidad. Podemos afirmar sin derecho a réplicas que ‘Beto’ Baquero Daza ha sido el alcalde de las obras y eso nadie lo pone en entredicho.

Obras para tres parques por valor de $7 mil millones gestionados por el alcalde municipal y el dirigente Jaime Luis Lacouture Peñaloza. La recreación fundamenta el deporte sano de su juventud y hasta eso lo han criticado. La cancha El Corán en el barrio 6 de Abril es la mejor cancha sintética que se ha construido en La Guajira. La calle principal que tenía más de 40 años de no hacerle mantenimiento es otra de las grandes obras que deja en su impronta Luis Alberto Baquero Daza como alcalde municipal. Esta obra desde ya le está cambiando la cara a nuestro pueblo. No está terminada, apenas va en un 40% de su ejecución y ya los críticos de marras se anticipan en sus diatribas. Otra gran obra es la construcción de placas huellas desde el Km 0 al Km 6.5 en la vía Sierra Negra que ya se inició y que contribuirá a la productividad de los campesinos y pequeños ganaderos en esta zona así como el fortalecimiento del turismo en especial en el conocido sitio ‘Castillo Escondido’. Los pavimentos continúan por calles y carreras en los diferentes barrios por el orden de los 7 mil millones de pesos.

El tema de la generación de empleo en el gobierno de Santos fue bastante lánguido. Este tema es casi un 100% resorte del Gobierno nacional, apalancado con el Gobierno departamental, cuando éste tampoco ha tenido iniciativas y menos le han llegado los recursos para apalancar proyectos en los municipios. Villanueva que ha dependido siempre del sector agropecuario, que es la base de su economía, pero desde el Gobierno central y departamental no se han establecido políticas públicas para desarrollar el campo. En una de mis columnas anteriores toqué este tema con el título “El sector rural en picada”. Ahora Villanueva un pueblo de sexta categoría en su presupuesto es poco lo que recibe para este sector y menos para el empresarial, ¿entonces con qué herramientas se va a generar empleo?

De lo poco que recibe el municipio por el Sistema General de Participación, el alcalde lo invirtió en mantenimiento a las vías terciarias de la Serranía del Perijá con el banco de maquinarias del Departamento. Lo ideal es jalonar recursos del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, pero éste fue poco o nada lo que invirtió en el Departamento.

Las obras que llegaron a través del PDA (Plan Departamental de Agua) también fueron duramente criticadas. Obras que se realizaron en beneficio de la comunidad villanuevera para satisfacer de una manera más eficiente la distribución del servicio de agua potable, como en efecto ha mejorado ostensiblemente. En la emisora Viva FM, a diario iban los quejosos de los diferentes barrios a expresar que no les llegaba el agua, ahora que les llega de manera regular no dicen nada, es más el barrio Román Gómez Ovalle que era el más deficiente por este servici, ahora no se les va, pero nadie dice nada. Igualmente barrios que se les ha colocado el alcantarillado que antes no lo tenían también lo critican. Lógico, las obras traen incomodidades para luego traer satisfacciones.

Esta es la Villanueva que tanto amamos y tanto queremos pero cada día vive más polarizada. Me despido con el refrán popular “Palo porque bogas y palo porque no bogas”. La polarización en alza y ahora que estamos ad portas de una nueva elección para alcalde, Concejo, gobernador y diputados será peor como ocurre cada 4 años.