La problemática del agua potable en Villanueva

En el municipio de Villanueva, con el paso del tiempo se ha hecho más que evidente una problemática que aqueja a todos sus habitantes y que tiene que ver con uno de los servicios públicos domiciliarios de vital importancia, como lo es el suministro de agua potable. Esta problemática que ha venido en aumento tiene fastidiados a los villanueveros, por lo cual corresponde enfrentarla y resolverla de una vez por todas. No hay derecho, no es justo que no se nos garantice una adecuada prestación de este servicio.

El no tener vínculos con ninguna administración de esta región ni intereses políticos o causas de esa índole para defender o atacar en el orden municipal, me da la posibilidad y libertad de opinar con objetividad; por eso me atrevo a decir que los representantes legales de los entes territoriales deberían buscarle a las problemáticas de este servicio de agua potable, una efectiva solución y enfocarla como la principal gestión de sus administraciones, máxime cuando en esta época de emergencia sanitaria, el agua es más que necesaria.

El pasado mes de enero, en la cumbre de alcaldes que tuvo como sede la capital de La Guajira, el viceministro de Agua y Saneamiento Básico, José Luis Acero, anunció la terminación de 16 obras y 18 estructuraciones de proyectos, con una inversión superior a los $93 mil millones, a partir del programa denominado ‘Guajira Azul’.

Hasta la fecha se han iniciado obras en el norte de La Guajira y se tiene previsto que en el marco del programa se atienda además la problemática de agua en los municipios de la zona media y sur del Departamento.

Es urgente que, entendiendo que el servicio de agua en época de pandemia está ligado al primario de salud, se logre fijar la gestión de manera inmediata en este sentido y se pueda llegar a concretar obras civiles del sector de agua y saneamiento básico. En todo proceso, se debe iniciar con una adecuada planeación, por tanto sugiero que desde el Gobierno departamental se pueda enfocar la planeación de las intervenciones en esta zona y en lo que a mí me interesa para Villanueva, teniendo como punto de partida los siguientes interrogantes:

¿Se conocen resultados actuales de cobertura, calidad y continuidad en la prestación del servicio de agua potable y saneamiento básico para el municipio de Villanueva?, ¿Cuál es la cobertura urbana de Villanueva frente a la del promedio nacional?, esto a fin de determinar si son bajas las coberturas en lo que respecta a acueducto y suministro de agua potable.

¿Existe información del Índice de Riesgo de la Calidad del Agua –Irca–?, ¿En Villanueva el agua suministrada es apta para consumo humano? ¿Cuántas horas al día disponen del servicio de acueducto los usuarios de Villanueva? ¿La prestación del servicio es de manera continua?

Otros de los interrogantes que surgen en cuanto al tema es si ¿frente a los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo del municipio de Villanueva, se conoce alguna posición del gobernador Nemesio Roys Garzón? ¿Existen radicados proyectos de esta índole en la Gobernación y cuáles serían las fuentes de recursos para financiarlos?

Con el apoyo institucional del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, en cabeza de Jonathan Malagón y teniendo como base el programa Guajira Azul, sería una oportunidad para que los mandatarios locales logren el apoyo para concretar y materializar proyectos enfocados a la atención de este servicio público.

El ministro Malagón es nacido en La Guajira, por tanto no desconoce que esta problemática no solo se refleja en nuestro municipio sino en otros de este departamento, y al igual que el gobernador Nemesio Roys Garzón, conocen que la deficiente calidad del agua se refleja recurrentemente en los indicadores de salud pública.

A todos en Villanueva sin excepción alguna nos interesa que se prioricen gestiones para la atención de la problemática de agua potable y saneamiento básico, y que por fin dejemos de padecer este problema. Es de sentido común e interés general.