La sigla es lo de menos

Por Manuel Cuello Acosta
Antes de entrar en materia, definamos lo que es ‘Sigla’, según el diccionario: “Letra inicial que se emplea como abreviatura”. “Rótulo o denominación que se forma con ellas”.
Con este título denominé un artículo en pasada ocasión, el cual le cayó muy en gracia al licenciado Laureano Acosta Romero.
Hoy, con ocasión esperanzada, alegre, optimista y orgulloso regionalismo, trataré de aprender, con esmero, a venerar, respetar y defender la sigla RAP que traduce: “Región Administrativa y de Planificación”.
Los gobernadores del Caribe están en la obligación de demostrar con claridad a los estudiantes protestantes que la recién constituida entidad merece respeto.
Nosotros, los simples ciudadanos, nacidos esta región caribeña, debemos conocer e interpretar los estatutos o el reglamento que regirá a la gran entidad territorial y de paso, aprendernos de memoria, las expresiones de dos eminentes personalidades defensoras de nuestro territorio, ellos son: Efraín Cepeda Sanabria, presidente del Senado, y Amylkar Acosta Medina, exministro y exsenador. El primero dijo que con la conformación de la RAP “vamos a reclamar lo que nos corresponde”; el segundo asevera: “la conformación de la RAP es el primer paso para que el Caribe sea una entidad territorial”.
Otro personaje que se destaca y sobresale en la creación de la nombrada institución es el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa, quien no ha escatimado esfuerzo alguno para que naciera la referida corporación. Verano de la Rosa nos dice: “Todos estamos unidos para lograr consolidar una organización territorial que nos permita un mayor desarrollo económico y social”.
Reitero como lo hice ayer y lo expreso en la actualidad: “la sigla es lo de menos”. Son muchos los ejemplos que hemos logrado ver, transformar en rótulos y denominaciones.
Tomemos la sigla ICT reemplazada por Inurbe y así, mil más las que debes investigar como si se tratara de una tarea.
En atención al aforismo, ‘Lo bueno se repite’ me permito dejar plasmado, un aparte del editorial del Diario del Norte de fecha 20 de octubre de 2017 titulado: ‘Justa reclamación de los guajiros’ y que a la letra dice: “Como guajiro valoramos la decisión de los diputados de mi Departamento, quienes aprobaron la Ordenanza 442 de 2017, por medio de la cual facultan al gobernador encargado, Weilder Guerra Curvelo para que La Guajira haga parte de la Región de Administración y de Planificación del Caribe”.
No obstante, el suscrito desconoce el número de personas que conformarían el personal de planta de la referida entidad, sugiero muy respetuosamente que este fuera igual al número de gobernaciones que conforman la RAP.
Con voluntad, decisión y responsabilidad esta entidad impulsará el desarrollo en cada uno de los departamentos que la conforman.
Con la creación de la Región Administrativa y de Planificación –RAP– a La Guajira en particular se le puso el Cristo de frente que lo tenía de espaldas. Cifremos la esperanza que los profesionales caribeños pongan todo su empeño en engrandecer esta entidad recién nacida. Economistas, sociólogos, administradores de empresas, estadistas y politólogos, entre otros, pondrán todo su interés en hacer grande y próspera la región Caribe. Es de esperar que, para la escogencia del personal de planta, aparte de tener muy en cuenta la profesión del aspirante, se hace necesario poseer algunas virtudes tales como: filantropía, nacionalismo, sentido de pertenencia, cooperación y un reconocido amor por la región.
Se presume de buena fe que un personal idóneo, capaz e inteligente y de buena reputación, todos nacidos en la región Caribe, defenderán los intereses de la referida institución y colocarán muy en alto a este territorio patrio.
Los habitantes de la región Caribe esperamos y confiamos de los ejecutivos de la mencionada entidad territorial, sorpresas traducidas en desarrollo, adelantos y progresivas actividades en beneficio de la regional que con sus iníciales forman rótulos o denominaciones como: RAP, PAR, ARP, o cualquier caprichosa denominación. Los departamentos que conforman la región Caribe a través de sus gobernadores les toca ingeniarse en busca de progreso, adelanto y desarrollo sin estar demasiado apegados a las iníciales, empleadas como abreviaturas, porque como se ha dicho: “La Sigla es lo de menos”.