La tierra amable de Colombia

“Linda Barrancas, hermosa tierra mía, todas mis melodías te las vengo a cantar, que mis canciones las de la ranchería todas las alegrías que sus mujeres dan”.

Esta estrofa de la canción de la autoría de nuestro siempre recordado Leandro Díaz que hoy hace parte del coro celestial; llega a todos, a lo más profundo de nuestro ser, y es el motivo de inspiración sobre todo de aquel que vive en la tierra del carbón, del café, de las tradiciones y las vivencias del Barrancas del ayer, del hoy y del futuro.

Cada rincón de esta tierra huele y sabe a miel; la conforman 6 corregimientos: San Pedro, la despensa agrícola; Carretalito, tierra de agricultura y paz; Guayacanal, cuna artística; Pozo Hondo, desarrollo etnocultural; Oreganal, nido de paz y bien; Papayal, cultura y tradición, los resguardos indígenas que representan autonomía y el valor de la palabra; Provincial, Trupio Gacho, San Francisco, Zahino, El Cerro, El Rodeo y Nuevo Espinal con sus usos y costumbres enmarcan el tejido social de un componente fundamental; su enfoque diferencial multiétnico, pluricultural deseos de mantener la medicina tradicional y los juegos típicos de la cultura wayuú. Sus asentamientos, veredas y serranías hacen parte del corazón de la tierra amable con paisajes inolvidables y escenarios turísticos aún por conquistar.

Este es un recorrido extraordinario por el río Ranchería y al fondo observamos el Cerrejón, guardián celoso y vigilante de los más bellos atardeceres. Cada tradición, de nuestras abuelas entre ellas tostar maíz por la tarde y asistir a la ceremonia religiosa del 12 de octubre de la virgen del pilar fecha importante.

Colombia celebra el día de la raza y conmemora la diversidad cultural. Diariamente nos atrevemos a seguir luchando, por el pueblo noble ubicado en el centro de La Guajira, Barrancas es tierra amable y su gente invaluable; nos enorgullece y nos hace sentir un barranquero de corazón valiente que en lo cotidiano traza una historia para mantener y hacer sentir la gallardía de nuestra gente amable, una representación diferente, maravillosa que te transforma y nos transporta de manera tridimensional a dejar en alto nuestra máxima expresión cultural.

Epicentro cultural de nuestro departamento, donde encuentras la muchachita linda de la que nos habla Leandro en esa hermosa poesía que hizo canción, la llegada del mes de octubre nos llena de sentimientos encontrados por aquellos que no están, pero al final todos brindamos por la vida, el amor, la familia y los amigos. Se mantienen las tradiciones, la esencia de los conversatorios, eventos académicos, puesta en escena de Danza y teatro, muestras artesanales, exposiciones de nuestros emprendedores, el desfile inaugural, vivencias y tradiciones de la tierra amable, cada parranda con juglares y semilleros artísticos que hoy son nuestro orgullo barranquero. El mes de la celebración de la Virgen del Pilar, nuestra patrona a quien le pedimos ruegue por nosotros e interceda ante nuestro señor, devoción espiritual que todos los años realizamos bajo el rocío del amanecer y las noches lluviosas que nos concentran en la plaza principal para disfrutar de música vallenata en la tarima Leandro Díaz.

Una cita inaplazable donde un barranquero se encuentre siente, vive, retorna e invita para que nos visites del 10 al 13 de octubre y al son de la caja, guacharaca y acordeón disfrutes de la edición 48 del Festival Nacional del carbón, diversión, alegría, concursos, piquerias y armonía social, que nos concentra a todos en un mismo lugar para disfrutar los mejores momentos y la construcción de escenarios para la paz; con sentimiento cultural y de pueblo les extiendo la invitación.